Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almaz Ayana, oro sin rival en los 10.000 y Luvo Manyonga gana en salto de longitud

La atleta etíope Almaz Ayana reinó en solitario este sábado en la final de los 10.000 metros del Mundial que se está disputando en Londres, mientras que el lituano Andrius Gudzius se hizo con el oro en lanzamiento de disco y el sudafricano Luvo Manyonga se proclamó campeón del mundo en salto de longitud.
Ayana añadió el título mundial a su oro el año pasado en los Juegos Olímpicos con un ritmo demoledor que no encontró rival sobre la pista londinense. La etíope marcó un tiempo de 30:16.32, lejos eso sí del récord del mundo que firmó en Río de Janeiro, acompañada en el podio por su compatriota Tirunesh Dibaba. La keniata Agnes Tirop se llevó el bronce.
Además, Manyonga ganó una reñida final de salto de longitud, desquitándose del oro que se les escapó el año pasado en la final de los Juegos de Río. El sudafricano lideró la final con un salto de 8.48, en su segundo intento. El estadounidense Jarrion Lawson se colgó la plata gracias al 8.44 de su último salto, mientras que el también sudafricano Ruswahl Samaai se llevó el bronce.
En la final de disco, Gudzius subió a lo más alto del podio mundial con su mejor marca personal (69.21), por delante del sueco Daniel Stahl (69.19) y el estadounidense Mason Finley (68.03), los tres estrenándose en el podio de una gran cita.