Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AMA defiende las Autorizaciones de Uso Terapéutico después de los datos filtrados

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha salido este miércoles en defensa del sistema de Autorizaciones de Uso Terapéutico (AUT) después de que su base de datos médica fuera 'hackeada' por el grupo ruso Fancy Bear, desvelando numerosas excepciones en el mundo del deporte respecto a las sustancias permitidas y denunciando un abuso del organismo.
La agrupación identificada como APT28 y Fancy Bear por investigadores estadounidenses reveló distintas permisiones en cuanto al consumo de medicamentos para deportistas del más alto nivel en sus respectivas disciplinas, como el tenista Rafa Nadal, las hermanas Williams o el ciclista Chris Froome.
"Las AUT mantienen los estándares internacionales. Están estudiadas meticulosamente por la comunidad médica", explicó el director superior de ciencia de la AMA, Olivier Rabin, en una rueda de prensa este miércoles, haciendo referencia a las exclusiones que permiten el consumo de determinadas sustancias por razones de salud.
"La AMA puede revisar y apelar las AUT. Si existe el riesgo de abuso, la AMA tiene derecho a revocar la decisión", prosiguió el dirigente, que defendió la limpieza del deporte con este sistema y restó valor a las filtraciones publicadas.
Además, el director de Salud, Medicina e Investigación de la AMA aseguró que las afirmaciones de que el número de peticiones en este sentido aumentaron drásticamente el año pasado son falsas, y expuso que el incremento de esta cifra se debe a la creación de más agencias antidopaje nacionales.
La Agencia Mundial Antidopaje se vio obligada a dar explicaciones ante las evidencias sacadas a la luz en diferentes casos que originaron gran revuelo en principal medida entre el gobierno ruso, después de que hace unos meses fuera acusado de fomentar el dopaje entre sus atletas y estableciendo sanciones que afectaron a la disputa de los Juegos Olímpicos de Río. No obstante, la asociación se escudó en que los datos de la discordia no violan la legalidad vigente.