Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
¡Argentina, conmocionada! El padre acusado de matar a un entrenador incrimina a un jugadorcuatro.com

¡Argentina, conmocionada! El padre acusado de matar a un entrenador incrimina a un jugador

Argentina sigue conmocionada con el fallecimiento de Fernando Pereiras, entrenador juvenil del Club Unión de Munro de Buenos Aires. Un aficionado, identificado como Sergio Baldauf y padre de un jugador rival, propinó una brutal paliza al entrenador cuando intervino en una pelea de dos futbolistas sobre la cancha. El presunto asesino huyó del campo y fue detenido en una estación de servicio. Baldauf acusa, en su primera declaración, a un jugador rival del fallecimiento: “Le atino un golpe de puño en la cara, cae al piso y recibe una patada en la cabeza de uno de los chicos”.

Fernando "Cocusa" Pereiras, de 37 años, era un apasionado del mundo del fútbol. Fue jugador y ahora dirigía al Club Unión de Munro. El balón era su pasión. En un momento del partido entre el Unión y el Club Industrial se produjo una pelea entre dos futbolistas.
El entrenador saltó a la cancha para separarles y es en ese momento cuando se produce la brutal agresión, “por la espalda” según la investigación, que ha terminado con su vida. Pereiras fue trasladado al hospital pero horas después terminó falleciendo debido a las heridas y diversas contusiones.
Sergio Adrián Baldauf, padre de uno de los jugadores del partido, es el único detenido por el delito de homicidio. Según su declaración ante la Policía, tras ser arrestado en una estación de servicio al haber huido del complejo deportivo, aseguró que el culpable de la muerte era un jugador rival.

Le atino un golpe de puño en la cara, cae al piso y recibe una patada

Baldauf, presunto agresor

“Se armó una batalla campal y cuando veo que viene el técnico de juvenil -Fernando Pereiras- y le da un golpe en el rostro a mi sobrino, yo le atino un golpe de puño en la cara, cae al piso y recibe una patada en la cabeza de uno de los chicos -no sé de quién- y rebotó en el piso", ha declarado Baldauf ante la Unidad Funcional de Investigaciones (UFI), según recoge la agencia Télam.
El acusado ha negado ante la Policía practicar artes marciales o boxeo. La nueva acusación del fiscal contra él es por homicidio simple agravado por haber sido cometido dentro de un espectáculo deportivo.