Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pasión de María de Villota por el motor

María siempre tuvo pasión por los coches, desde niña hasta llegar a la Fórmula 3. En 2012 se produjo su gran salto a la Fórmula 1 siendo probadora del equipo ruso Marussia. Sin embargo, el 3 de cotubre sufrió un durísimo accidente en el que peridó un ojo. Tras una dura recuperación María había sacado fuerzas para no perder nunca la sonrisa. A los 33 años de edad, ha perdido la vida en Sevilla, según apuntan todos los indicios, por causas naturales.