Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Viñales quiere asestar otro golpe en 'casa'

El piloto español Maverick Viñales (Yamaha) tratará de asestar otro golpe al Mundial de MotoGP en el Gran Premio de Catalunya que se disputa este fin de semana en el circuito de Montmeló, una cita en la que Marc Márquez (Repsol Honda) intentará olvidar los problemas de su moto para no desengancharse demasiado ya del gerundense.
El de Roses está siendo el gran dominador del primer tramo de temporada y tras el pequeño bache en Austin (Estados Unidos) y Jerez de la Frontera ha vuelto a recuperar su mejor nivel en dos circuitos favorables para Yamaha y vuelve a tener el mando, mientras que sus más directos rivales no terminan de ser regulares por diversas circunstancias.
Así, a falta de tres carreras para las vacaciones Viñales domina con 105 puntos la clasificación de la categoría 'reina' y con 26 puntos de ventaja sobre el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), que elevó a cuatro los ganadores diferentes del año tras imponerse en Mugello el pasado domingo.
A 30 está Valentino Rossi (Yamaha), que sumó puntos valiosos en 'casa' pese a estar aún renqueante de su accidente haciendo motocross, mientras que la dupla del Repsol Honda, Marc Márquez y Dani Pedrosa, se encuentra empatada a 37 puntos del liderato y más exigidos ante su afición.
De momento, y como se había demostrado en la pretemporada, la 'M1' de Yamaha es la moto más fiable y la que menos parece sufrir con los neumáticos Michelin y Viñales le está sacando el máximo partido para abrir una primera brecha con 'Il Dottore' y el actual campeón, señalados al principio como sus principales rivales.
Ahora está por ver de lo que es capaz de hacer 'Dovi', que no sube al podio en Montmeló desde 2012, con la Ducati con la que debe empezar a ser regular si quiere entrar en esa terna de posibles candidatos, lo mismo que un Pedrosa que vio cortado su buen momento tras su caída del pasado domingo.
Habitual del podio en las categorías más pequeñas, Viñales buscará añadir el modificado trazado de Montmeló a su lista de triunfos. El año pasado finalizó cuarto con la Suzuki, pero muy lejos de los tres primeros.
Precisamente en 2016 fue su actual compañero, un Valentino Rossi, perjudicado por este concatenación de Grandes Premios que le han impedido descansar y poder recuperarse mejor de los golpes de hace 15 días tras accidentarse haciendo motocross. 'Il Dottore' viene de sumar solo 19 puntos en las tres últimas citas, escaso bagaje que debe mejorar.
MÁRQUEZ DEBE VOLVER A ESTAR DELANTE
En una situación similar se encuentra un Marc Márquez, que ha perdido muy pronto la estela de Viñales. Después de una pretemporada donde mantuvieron una gran rivalidad que auguraba un gran duelo en la pista, los problemas de la Honda le están impidiendo confirmar estos presagios.
El ilerdense, lastrado por dos '0', reconoció los problemas con el tren delantero de su moto y los neumáticos y su sexta posición en Mugello han empañado su amago de reacción tras su victoria en Austin y su segunda plaza en Jerez. Sin embargo, en Montmeló sólo ha ganado en dos ocasiones, una de ellas en la categoría 'reina', en el 2014, año de su imperial dominio, pero las modificaciones del circuito pueden favorecer a su montura.
Por su parte, su compañero Dani Pedrosa no gana en el trazado barcelonés en MotoGP desde 2008, pero intentará repetir su fin de semana de exhibición en Jerez de la Frontera, con 'pole' y victoria, para seguir enganchado a la pelea.
Finalmente, Jorge Lorenzo espera también acercarse al rendimiento que dio en la primera cita de la campaña en suelo español donde sorprendió con su primer podio con la 'Desmosedici'. Después de las malas sensaciones obtenidas en Mugello, el balear, que estuvo a finales de mayo haciendo un test en Montmeló, cree que serán mejores en el circuito catalán.