Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Perfil) Ángel Nieto, el pionero de la moto en España

El piloto zamorano acuñó el célebre "doce más uno" para referirse a sus títulos mundiales "No me darían el Príncipe de Asturias ni a título póstumo", dijo sobre el único premio que faltó a su excelso currículo
El piloto zamorano acuñó el célebre "doce más uno" para referirse a sus títulos mundiales
"No me darían el Príncipe de Asturias ni a título póstumo", dijo sobre el único premio que faltó a su excelso currículo
El piloto español Ángel Nieto, el pionero de la moto en España y "doce más una" vez campeón del mundo, ha fallecido este jueves a los 70 años en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza, en la que ingresó el pasado 26 de julio por las secuelas que le produjo un accidente de tráfico con un quad.
El zamorano puso la primera piedra de los éxitos actuales del motociclismo español con la célebres 'balas rojas' de Derbi en la década de los setenta del siglo pasado y acuñó el célebre 'doce más uno' para referirse a sus títulos mundiales (6 en la extinta 50 cc y 7 en 125 cc) debido a su superstición.
De hecho, su firma en los autógrafos para los aficionados era 'Ángel Nieto, 12+1' y '12+1' es el título del documental de Álvaro Fernández Armero en el que se resume la historia de un genio de la moto nacido en Zamora en el seno de una familia humilde, pero que se trasladó al madrileño barrio de Vallecas con un año.
Forjador de la saga de los Nieto, pues sus hijos Gelete, Pablo y Hugo y su sobrino Fonsi Nieto siguieron sus pasos, Ángel Nieto se inició en el motociclismo con 13 años en carreras de aficionados y no dudó en viajar a Barcelona para trabajar en la empresa de motos Bultaco para lograr recursos con los que competir.
En 1969 debutó con Derbi y ganó sus dos primeros Grandes Premios antes de lograr su primer Mundial en 50 cc. Fue el germen de una gran trayectoria en la que sumó otros 12 campeonatos del mundo más entre la cilindrada pequeña, la de 50 ya extinta (1969, 1970, 1972, 1975, 1976 y 1977), y la superior de 125 cc (1971, 1972, 1979, 1981, 1982, 1983 y 1984), además de cuatro subcampeonatos.
Después de colgar la moto, creó una escudería y fue director técnico antes de ejercer como comentarista del Mundial de MotoGP en televisión. Fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el Gobierno, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, y es Caballero de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo.
En cambio, nunca logró ganar el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, actual Princesa de Asturias, pese a contar con un palmarés excelso. "No me lo van a dar. He preguntado si me lo darían a título póstumo, pero ni siquiera", dijo sarcástico el pionero Nieto, cuya pérdida dejará huella profunda en la moto, como él la llamaba, en España.