Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 600 mossos d'Esquadra se despliegan para garantizar la seguridad del evento

Un total de 611 mossos d'Esquadra se desplegarán por el Gran Premio de España de Fórmula 1 en Montmeló (Barcelona) dentro de un amplio dispositivo de seguridad y movilidad, según ha informado la Conselleria de Interior en un comunicado.
El dispositivo especial de tráfico y seguridad del Servei Català de Trànsit (SCT) y Mossos se establece entre este viernes y el domingo 14 de mayo ante la previsión de que acudan a la competición 170.000 aficionados.
Los Mossos desplegarán efectivos de seguridad ciudadana, investigación, el Área Regional de Recursos Operativos (Arro), el Área Regional de Tráfico, la sala de mando, policía administrativa y del Área de seguridad en el transporte metropolitano.
Entre otras actuaciones, se vigilarán los trenes de acceso a la competición para prevenir robos y hurtos, se controlará que la venta de entradas se realiza en los lugares habituales, y se intensificarán los controles preventivos de alcohol y drogas y de velocidad.
Los Bomberos de la Generalitat enviarán a 24 efectivos para cubrir la seguridad interior y exterior de la carrera. El dispositivo se gestionará desde el Centro de coordinación situado en el Circuit de Barcelona-Catalunya, y además de Mossos participarán los Bomberos de la Generalitat y Protección Civil.
MEDIDAS DE TRÁFICO
Las medidas de tráfico se establecerán principalmente en la AP-7, la C-35, la C-17, la BP-5002, la BV-5003 y la C-352 con carriles adicionales de entrada y salida al recinto para facilitar el acceso al recinto.
Trànsit recomienda a los aficionados que quieran asistir a la competición que utilicen el transporte público, principalmente el tren y el autocar.
Coincidiendo con la competición, Trànsit ha lanzado la campaña de sensibilización 'La carretera no es un circuito' en los exteriores del recinto para alertar a los conductores de los riesgos de la velocidad excesiva y de la importancia de respetar los límites.