Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Sainz: "Hasta la primera clasificación no sabremos cómo vamos a ir"

El piloto español de Fórmula 1 Carlos Sainz (Toro Rosso) ha indicado este jueves que afronta "con muchas ganas" la nueva temporada de Fórmula 1, asegurando que "los coches van a ser más rápidos" pese a que aún no ha "probado" las novedades introducidas este año y, por tanto, no se marca un objetivo hasta poder comprobarlo en "la primera clasificación" en el GP de Australia.
"No puedo definir un objetivo porque aún no he probado el coche. Hasta la primera clasificación realmente no vamos a saber cómo vamos a ir. Va a ser una pretemporada muy dura en ese sentido, porque todo el mundo se va a guardar cosas y nadie va a enseñar sus cartas hasta la clasificación de Australia", explicó el piloto de 22 años, que afronta su tercera temporada en la Fórmula 1.
Tras acabar la temporada 2016 en el 12º puesto con 46 puntos, el madrileño recibió varias ofertas de otras escuderías, aunque decidió continuar un año más en Toro Rosso. "Ha habido ofertas, pero se desestimaron en junio y, desde entonces, no se me ha vuelto a pasar por la cabeza. Mi mente está puesta en el año 2017, que es un año con muchas novedades y lo afronto con muchas ganas", explicó Sainz.
El nuevo embajador de la marca internacional de gafas y cascos Smith se mostró "positivo" y con "muchas ganas" de que empiece la nueva temporada 2017. "Ha sido un año muy duro para mí. Mucho más de lo que la gente se piensa. Ha habido buenos resultados en muchas carreras, pero en otras ha tocado sufrir. Cuando llega el final de año y la gente reconoce tus méritos y aprecian lo que has hecho en un año tan difícil, te llena bastante de orgullo", apuntó el piloto tras acabar el año con un sabor agridulce por el rendimiento irregular de su monoplaza.
Pese a que aún se desconoce la fecha en la que será presentado el nuevo STR12 de Toro Rosso, Sainz sabe que una buena preparación es fundamental para afrontar bien la pretemporada. "Este año prácticamente no he tenido vacaciones, tan solo tuve una semana de descanso y todas las navidades me las he pasado entrenando. Normalmente empiezo sobre el 3 de enero y este año me ha tocado empezar el 23 de diciembre. Los coches este año van a ser mucho más físicos por lo que vamos a tener que ganar masa muscular. Así que he dedicado esa semana extra para prepararme y ojalá me ayude", admitió.
"LOS COCHES VAN A SER MÁS RÁPIDOS"
Una pretemporada que comenzará en apenas un mes (27 de febrero) y que estará marcada por los cambios introducidos en los monoplazas, realizados "en la dirección" que los pilotos han pedido. "Puedo aseguraros que los coches van a ser más rápidos. No sabemos cuánto ni hasta qué punto hasta que no lo probemos, pero la mayor carga aerodinámica de los coches va a hacer que pasemos por las curvas muchísimo más rápido", señaló el joven piloto, quien sí ha tenido la oportunidad de probar recientemente el simulador del STR12. "Me transmitió que va a ser un coche más divertido de llevar. Van a tener ese puntito extra de 'chicha' que quizá le faltaba en años anteriores", subrayó.
Además de los radicales novedades en los monoplazas, también hubo cambio de dueños en la Fórmula 1 tras la marcha de Bernie Ecclestone. "La Fórmula 1 tal y como la conocemos hoy en día es en parte gracias a él. Sí que es verdad que ahora las tecnologías han cambiado todo y una compañía como Liberty Media, con ese estilo americano, le puede dar ese punto de aire fresco que quizá necesita la Fórmula 1 y tienen mucho más potencial que explotar digitalmente", puntualizó.
Respecto a la dificultad de los futuros adelantamientos, Sainz se mostró cauto. "Aún no lo sabemos porque no lo hemos probado y no he ido detrás de otro coche. Démosle una oportunidad y vamos a ver qué tal va la Fórmula 1 en 2017. Lo que no me ha gustado es el tono negativo de la gente respecto a los cambios de la Fórmula 1", continuó el '55' de Toro Rosso, quien también espera una "mayor libertad por parte de los comisarios" en cuanto a las duras sanciones impuestas el año pasado.
Sobre un hipotético aumento del número de carreras, el piloto consideró que podrían aguantar el ritmo físico con algunos cambios. "Quizá habría que hacer menos simulador, menos eventos, para tener más tiempo para prepararte para esas 23 o 24 carreras. Si quieren hacerlas por mí bien, pero siendo siempre más eficientes en todo lo demás", indicó.
Por último, preguntado por el futuro de su compañero y amigo Fernando Alonso (McLaren), Sainz no quiso mojarse sobre una posible retirada del asturiano. "Hace mucho que no hablo con él fuera de los circuitos. No sé como se encuentra ni dónde está entrenando. Eso es una pregunta para hacérsela a él. Fernando tiene muchísima pasión por este deporte y el día que piense en su retirada le va a costar mucho hacerla. No es tan fácil para un amante de este deporte como él retirarse", concluyó.