Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una monja de récord: 45 Ironman y más de 325 triatlones con 85 años

Madonna Budercuatro.com

Madonna Buder es monja y tiene 85 años, pero ninguno de estos aspectos han sido un impedimento para que sea la persona con más edad en haber terminado un Ironman. Después de más de 325 triatlones y 45 Ironman, la hermana Buder, conocida como Monja de Hierro, completó el Subaru Ironman en Canadá con 82 años. Una vida al servicio de Dios y también del deporte. 

Los tópicos no parecen ir con la hermana Madonna Buder. Esta monja de la religión Católica Romana de Spokane (Washington) tiene el récord de ser la persona con mayor edad en haber culminado un Ironman. Conocida como la Monja de Hierro, hace casi 40 años decidió colgar los hábitos durante algunas horas para enfundarse el mono y nadar 3,86 km, hacer otros 180 km en bicicleta y acabar con 42,2 km a pie.
Buder empezó a entrenar con 48 años por una petición del Padre John que le dijo que era una forma de afinar “mente, cuerpo y espíritu”. No se lo pensó mucho. A los 52 años ya había completado su primer triatlón y a los 55 su primer Ironmann. Desde entonces, más de 325 triatlones y 45 Ironman.
Ahora tiene 85 años y por el momento no piensa colgar los hábitos ni tampoco el mono. En 2005 se convirtió en la mujer de mayor edad, 75 años, en completar un Ironman, lo hizo llegando una hora antes del tiempo máximo permitido que son 17 horas. Un año más tarde volvió a hacerlo con un crono de 16:59. En 2009, con sus 79 años ya cumplidos, batió su propio récord cruzando la meta después de 16 horas y 54 minutos.
La organización tuvo que ir abriendo nuevos bloques de edad para que la hermana Buder pudiera seguir compitiendo y marcando nuevos récords. En 2012, con 82 años, terminó el Subaru Ironman en Canadá y se convirtió en la persona más mayor en haber terminado este tipo de carreras. Además, por si fuera poco, lo hizo en 16 horas y 30 minutos, media hora antes de lo que lo había hecho cuando tenía 76 años.
En 2010 decidió escribir un libro en el que cuenta su historia y sus reflexiones, “The grace to race” (“La gracia de correr”). A sus casi 86 años, la Monja de Hierro sigue entrenando y recaudando fondos para causas benéficas con su nombre inscrito en el Salón de la Fama del Triatlón en EEUU.