Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿No todos los 100m lisos son iguales? Las clases de discapacidad en los Paralímpicos

Atletismocuatro.com

Como habréis visto estos días, en los Juegos Paralímpicos hay varias clases dentro de una misma prueba. Esto se debe a que no todos los atletas paralímpicos corren entre sí sino que se les agrupa según su clase de discapacidad: visual, intelectual, física, con parálisis cerebral o con daño en la médula espinal.

En primer lugar veréis una letra, T o F. La T se refiere a las pruebas de pista como carreras o saltos, mientras que la F indica las pruebas de campo como los lanzamientos. En segundo lugar, esta letra irá seguida de un número comprendido entre el 11 y el 58. Estos números se refieren al tipo de discapacidad de los atletas que participan en ella.
Los números del 11 al 13 se refieren a las pruebas para atletas ciegos o con discapacidad visual. En las pruebas T11 y F11, los atletas no tienen ninguna percepción de la luz o tienen una mínima percepción pero son incapaces de reconocer la forma de una mano a cualquier distancia. Los participantes de las T12 y F12 reconocen la forma de una mano, pueden percibir hasta un máximo de 2/60 (ven a dos metros lo que normalmente se pude ver a 60) y su campo visual es menor de cinco grados. En las T13 y F13, los atletas también puede reconocer la forma de una mano, su habilidad para percibir está por encima de 2/60 pero por debajo de 6/60 y su campo visual varía entre cinco y 20 grados.
El número 20 identifica las pruebas dirigidas a atletas con discapacidad intelectual. Su coeficiente intelectual está por debajo de 70, tienen limitaciones en áreas de destreza regulares como la comunicación o el cuidado personal y esta discapacidad debe haber aparecido antes de los 18 años.
Los números comprendidos entre el 32 y el 38 corresponden a las pruebas para atletas con parálisis cerebral. Los de las T32 y F32 van en silla de ruedas aunque la pueden mover manualmente con bastante dificultad. El número 33 incluye a los deportistas que muestran un movimiento bastante importante del tronco cuando manejan la silla de ruedas aunque el movimiento hacia delante está limitado durante un empuje enérgico. Los participantes en las T34 y F34 también van en silla de ruedas pero muestran una buena fuerza funcional y su control de brazos y tronco es muy bueno.
En las pruebas T35 y F35 los atletas tienen un equilibrio estático normal pero muestran problemas en el equilibrio dinámico. Pueden necesitar o no la ayuda de algún aparato para moverse pero no mientras está parado. El número 36 identifica las pruebas dirigidas a los atletas que no tienen capacidad de permanecer quietos aunque caminan sin ayuda. Muestran movimientos cíclicos involuntarios y sus cuatro miembros suelen estar afectados. El 37 se refiere a las pruebas para atletas que tienen espasmos musculares incontrolables en la mitad de su cuerpo. Caminan sin ayuda aunque pueden tener cojera por los espasmos. Los que participan en las T38 y F38 muestran un mínimo de espasticidad incontrolable en un brazo, una pierna o en la mitad de su cuerpo.
Los números que van del 42 al 46 identifican las pruebas para atletas con discapacidad motórica y ambulante. Dentro de las T42 y F42 se distinguen a los atletas con una amputación única por encima de la rodilla (A2) y a los que tienen amputaciones combinadas de brazos y piernas (A9). Las T y F43 están dirigidas a atletas con doble amputación por debajo de la rodilla (A3) y a los que tienen amputaciones combinadas de brazos y piernas (A9). El número 44 se refiere a las pruebas en las que participan atletas con amputación única por debajo de la rodilla (A4) y con amputaciones combinadas de brazos y piernas (A9). En las T45 y F45 participan deportistas con doble amputación por encima del codo (A5) y con doble amputación por debajo del codo (A7). El 46 agrupa a los atletas con una única amputación por encima del codo (A6) y por debajo del codo (A8).
Por último, los números entre el 51 y el 58 se refieren a las pruebas en las que participan atletas en silla de ruedas. Los que tienen un problema leve en los hombros, pueden doblar los codos y las muñecas pero no mover los dedos ni el tronco ni las piernas, participan en las T51 y F51. El 52 agrupa a los atletas que mueven bien los hombros, codos y muñecas pero tienen limitaciones en los dedos y no mueven el tronco o las piernas. En las T53 mueven normalmente los brazos y las piernas pero no pueden mover el tronco o de forma muy limitada y no mueven las piernas, mientras que en las F53 tienen hombros, codos y muñecas normales, pero una limitación en las manos y no mueven el tronco o las piernas.
Los que compiten en las T54 mueven de forma normal brazos y manos pero el tronco y las pierna pueden moverlos con dificultad. En las F54, no tienen la función de tronco pierna. El número 55 agrupa a los que tienen un función normal de brazos y manos, no mueven las piernas y solo pueden mover la columna en dirección ascendente y torcerla. En las F56 además de mover brazos y manos de forma normal, pueden moverse hacia atrás y hacia delante cuando están sentados, pueden girarse y tienen algún tipo de movilidad en las piernas. En las F57se añade una mayor movilidad en las piernas y pueden moverse de lado a lado y en las F58 se añade una función normal en el tronco y una todavía mayor movilidad en las piernas.