Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Bayern de Guardiola pierde la Supercopa de Alemania

El Bayern de Guardiola pierde la Supercopa alemanaREUTERS

El Borussia Dortmund ha vencido este sábado al Bayern de Múnich, del técnico español Pep Guardiola, en la Supercopa de Alemania por 4-2 en el partido que puso en juego el primer título oficial que disputaban ambos clubes esta temporada.

El encuentro estuvo marcado por la debilidad defensiva del conjunto muniqués. La sensación era que los pupilos de Jürgen Klopp creaban peligro en cada una de sus llegadas al área, mientras que el Bayern, que dominó el balón en todo momento, necesitaba mucha más creación para llegar a generar peligro.
El partido se torció para los de Guardiola muy pronto. En el minuto 5 un remate de Bender se le escapaba de las manos al portero Starke, titular por la baja de Neuer, y lo empujaba a la red Reus. A partir de ahí el Bayern tuvo el balón, pero se encontró enfrente con un equipo ordenado y solidario que salía a la contra con mucho criterio.
Un par de ocasiones de Shaqiri y Müller bien detenidas por parte de Weidenfeller fueron lo mejor de los Múnich en la primera mitad. Una primera mitad en la que Guardiola dejó claro cual será el sistema de su equipo (4-1-4-1) y en la que se pudo ver a Thiago por delante de la defensa. El español estuvo bien en el corte pero irregular en la creación, y eso lo notó un Bayern que no contaba por lesión con dos de sus jugadores más creativos: Götze y Ribery.
El Dortmund volvió a aquello que le hizo triunfar el año pasado, un 4-2-3-1, con Gündogan más adelantado tras la marcha del mencionado Götze y con Reus y Lewandowski moviéndose por todo el frente de ataque. Entre los tres marearon a una defensa en la que solo Lahm guardó el tipo.
La primera mitad concluyó 1-0 y en el descanso Guardiola decidió hacer un cambio táctico. Robben se fue a la izquierda y Shaqiri a la derecha en busca de generar algún hueco en la defensa del Dortmund. La idea del técnico español pareció funcionar y así a los 9 minutos de la segunda parte Lahm colgó un balón desde la derecha y el holandés empató el encuentro de cabeza.
Sin embargo fue un espejismo, en los dos siguientes minutos el Borussia sentenció el partido gracias a un entonado Gündogan. El turco-alemán manejó el envite a su antojo. Primero un centro suyo lo enviaba a su propia portería Van Buyten, después una jugada personal que acabó con un recorte, el mejor gesto técnico del partido, y un disparo colocado a la base del poste de Starke hacía el 3-1 para los de Dortmund y dejaba sentenciado el partido en el minuto 56.
El Bayern lo siguió intentando, de hecho en el minuto 64 Robben puso el 3-2 el marcador tras rematar un nuevo pase de Lahm, pero la sensación era que cada vez que el Dortmund apretaba y salía en velocidad podía caer el cuarto. Lewandowski, Reus, Gündogan y Aubameyang, recién fichado, que entró en banda en el minuto 72, superaron una y otra vez la defensa muniquesa. Una defensa en la que faltaron Dante y Javi Martínez, que se incorporaron más tarde por la Confederaciones.
En una de las salidas en velocidad del Dortmund llegó el 4-2 definitivo. Thiago perdió un balón que Lewandowski abrió a banda donde Aubameyang aprovechó la subida de Alaba para ganarle la espalda y ceder en línea de gol a Reus que solo tuvo que empujarla.
Así pues, el primer partido oficial de la temporada en Alemania dejó un resultado sorprendente. La próxima cita oficial de ambos conjuntos será dentro de dos semanas cuando dé inició la Bundesliga.