Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Diez horas y sigue!

El estadounidense John Isner y el francés Nicolás Mahut reanudaron ayer un partido que se había aplazado el martes con 2-2, pero ninguno fue capaz de ganarlo. Sólo en el quinto set van ya 426 minutos y 118 juegos. Entre los dos suman 193 aces. Récord tras récord.
Al paso de John Isner y Nicolas Mahut rumbo al vestuario, los guardias de seguridad del All England tienen que despejar el campo a los dos colosos. Eran las 21:28 horas, caía la noche sobre Wimbledon. Isner y Mahut se retiraban hasta hoy tras librar la mayor batalla en la historia del tenis. El día más largo del año no pudo cerrar un set de siete horas y 6 minutos, suspendido con 59-59 y 612 puntos disputados.
El partido se aplazó en la tarde del martes, por falta de luz en la Pista 18, con empate a dos sets. Lo que sobrevino en la reanudación, ayer en el segundo turno de la Pista 18, ya está en los anales del tenis. Isner sacó por delante en el quinto set y sirvió 70 aces (98 en todo el partido), pero eso no llevó al gigante de North Carolina (2,06) más allá de cuatro puntos de partido, que Mahut canceló con servicios y tremendos tiros. El cuarto match point de Isner, en 59-58, desapareció entre las tinieblas, estrangulado por el ace número 95 de Mahut.
Con 59-59, el fisioterapeuta Novotny a pie de pista y los jugadores muriéndose en pie y entre la oscuridad, Mahut pidió la suspensión. Habían batido el récord individual y combinado de aces, de duración de un set y un partido, y de juegos totales. Y hoy, a las 16:30 horas, continúa la batalla de la Pista 18.