Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Amor sin barreras! El beso de dos atletas paralímpicos enamora al mundo

abrazocuatro.com

Una bonita muestra de amor en los Juegos Paralímpicos de Río. Adam Lancia y Jamey Jewells compiten en Río con la selección canadiense de baloncesto y además del amor por el deporte, comparten vida. Una pareja famosa dentro del deporte paralímpico canadiense y que han protagonizado una de las imágenes más tiernas de la competición. Una imagen íntima como lección de superación.

Adam Lancia nació sin sus piernas en Toronto en 1980 y desde los cinco años practicó deportes adaptados. Su amor por el baloncesto sobre ruedas se despertó a los nueve años y desde ese momento no se ha separado del deporte. Adam ha participado en cuatro Juegos Paralímpicos; 2004, 2008, 2012 y los últimos en Río de Janeiro. Ha conseguido dos medallas de oro y una de plata. Por su parte, Jamey Jewells, de 27 años, sufrió un accidente de tráfico en 2003 que le dejó postrada en una silla de ruedas. Jamey debutó en los Juegos de Londres y ahora acaba de conseguir una merecida quinta plaza en Río de Janeiro.
Ambos se casaron hace cuatro años, y además de compartir amor por el baloncesto, comparten vida. En el partido en el que Jamey y sus compañeras perdieron la cuarta plaza frente a China, se captó una de las imágenes más emotivas de los Juegos Paralímpicos. Un beso y un abrazo que significan mucho. La imagen representa la unión del deporte y la superación.
Según han declarado en los medios canadienses, durante la dura recuperación del accidente, Jamey Jewells se quedó impresionada por la labor de los voluntarios. El apoyo que recibió y su amor por Adam, le han impulsado para querer fundar una organización que ayude a jóvenes con problemas físicos e integrarlos gracias a juegos y actividades deportivas. No hay nada para rehabilitar como el deporte, sino que se lo diga a Adam o Jamey.
deprotes