Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así fueron los dos goles de Torres: las dos caras de una jugada casi simétrica

Fernando Torres gritó en el derbi más alto que ningún otro jugador del partido. Dos saques iniciales, dos balones largos perdidos por Ramos, dos contras de Griezmann y dos zarpazos del Niño. Un regreso al Bernabéu soñado que viene a despejar todas las dudas... del que las tuviera.