Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Real Zaragoza muestra su "sorpresa" tras la marcha de los cuatro nuevos consejeros

El Consejo de Administración del Real Zaragoza ha mostrado su "sorpresa" al conocer, a través de la prensa, la decisión de sus cuatro nuevos consejeros de cesar en sus cargos, considerando que éstos habían "tomado parte en todas las decisiones" adoptadas desde su llegada, el pasado 30 de diciembre, aunque ellos para su marcha hayan alegado la poca disposición del presidente, Agapito Iglesias, a ceder el poder.

Salvador Arenere, que había sido presentado el pasado 30 de diciembre como nuevo Consejero Delegado, con plenos poderes, junto Carlos Iribarren, José Guillén y Fernando Rodrigo, responsables de las áreas Deportiva, de Control y Presupuestos y Económico-Financiera, anunciaron su decisión porque no se había producido "cesión total de la gestión de la entidad", algo que ha cogido por sorpresa al resto de miembros del Consejo de Administración.
"Sin entrar a valorar las formas empleadas por los consejeros cesantes, en lo que se entiende son decisiones personales --explica en un comunicado-- este Consejo de Administración quiere manifestar su sorpresa por las mismas, ya que no se ha dado pie a ningún tipo de negociación para valorar y acabar con las supuestas discrepancias a la hora de entender la gestión del Real Zaragoza".
Además, recalcan que no "comparten de ningún modo los motivos expuestos en el comunicado hecho público por los exconsejeros de la entidad", asegurando que "ha sido público y notorio que la gestión del Real Zaragoza desde el pasado 30 de diciembre, fecha en la que se constituyó el nuevo Consejo de Administración, ha correspondido al equipo encabezado por Salvador Arenere".
"Así ha sido tanto en la gestión del día a día como en la representación del club, tal y como quedaba recogido en el documento firmado por Salvador Arenere y el presidente del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, el pasado 29 de diciembre", añaden.
De esta forma resaltan que "los nuevos consejeros han tomado parte en todas las decisiones tomadas desde ese momento, como la contratación de Manuel Jiménez como entrenador de la primera plantilla, la marcha de Leo Ponzio, el encuentro con la Plataforma 'Salvemos el Zaragoza' o los cambios que va a sufrir la estructura del Club".
"Por su parte, el presidente del Real Zaragoza ha colaborado con el anterior Consejero Delegado siempre que ha sido requerido. Agapito Iglesias dio un paso atrás, como así manifestó públicamente para favorecer que la gestión del Real Zaragoza diese los frutos que toda la afición espera y no suponer ningún obstáculo para ello", añaden.
Por ello, quieren "hacer constar que no ha existido ninguna discrepancia sobre la forma con la que se debe gestionar el club, definida en un nuevo organigrama que el Consejo tendrá que llevar a término en los próximos meses".
En otro orden de cosas, en la nota publicada en el web de la entidad, Iglesias "recuerda su disposición a vender su paquete accionarial de la Sociedad, como así lo ha reconocido en numerosas ocasiones, siempre que se den las condiciones que permitan la supervivencia del club".
En este sentido, el presidente manifiesta que su posición va a continuar siendo la misma, "abierto a contar con las personas que quieran participar en la gestión del club para lograr la consolidación de su proyecto futuro, siempre que para ello se encuentre a gestores capaces de llevar buen término este propósito".
"EL RESTO ES DIFÍCIL, PERO NO IMPOSIBLE".
En el extenso comunicado se recuerda que desde el pasado sábado lo único que ha cambiado ha sido la derrota frente al Racing de Santander y que, por tanto, "todos los cambios que se habían impulsado van a continuar su camino, tal y como estaba acordado".
"Asimismo, desde el Área Deportiva del Real Zaragoza se está trabajando en la incorporación de fichajes para su primer equipo, con el objetivo de mantener la máxima categoría del fútbol español. Tal y como se estaba haciendo hasta el momento bajo la supervisión de los consejeros que hoy han cesado en su cargo", apunta.
Por último y ante la situación desencadenada, piden "la comprensión de la afición y su apoyo incondicional a los jugadores que representan a la entidad, para que puedan conseguir la victoria el próximo sábado, iniciando la escalada de posiciones en la tabla clasificatoria".
"La situación económica y la propia clasificación deportiva hacen difícil el reto, pero con la unión de todo el zaragocismo, tal y como se ha demostrado históricamente, no hay ningún objetivo imposible", sentencian.