Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Valencia se acuesta líder... y la afición pide un acuerdo definitivo entre Lim y Bankia

Valencia,Elche,Peter Limcuatro.com

El Valencia se ha convertido en el nuevo líder de la Liga BBVA tras golear al Córdoba (3-0) en el último partido de la quinta jornada, mientras que el Espanyol logró su primer triunfo del curso a costa del Getafe (2-0), al que metió en puestos de descenso. Además miles de aficionados se manifestaron en los aledaños de Mestalla a favor de Peter Lim y Salvo.

En Mestalla, el equipo de Nuno demostró que pretende ser uno de los candidatos a luchar por lo más alto. Sólido en defensa y resolutivo en ataque, el Valencia se ha colocado líder con los mismos puntos que Barcelona y Sevilla, pero con mejor diferencia de goles. Este jueves, el conjunto 'che' no tuvo problemas para acabar con el Córdoba.
El equipo del 'Chapi' Ferrer salió valiente al feudo valencianista, pero pronto se topó con el excelente estado de ánimo de los locales, cuya confianza les sirve para recuperar la sonrisa varias temporadas después.
El primero lo marcó Paco Alcácer, el futuro de la selección española, después de aprovechar un servicio del argelino Feghouli para meter la cabeza y anotar por el segundo palo. El gol adormeció a los albiverdes, que apenas lanzaron a puerta en los primeros 45 minutos, únicamente un disparo de Borha que atajó Alves sin complicaciones.
Y cuatro minutos después del gol de Alcácer, el Valencia sentenció el duelo con el 2-0, obra del canterano Gayá, una de las sensaciones del equipo de Nuno. El Córdoba, que todavía no ha ganado en su regreso a Primera, intentó no diluirse, pero no pudo con el vendaval de los locales.
En la segunda mitad, el equipo 'che' amplió el marcador en una acción de Feghouli, que batió con su diestra a Juan Carlos después de ganar en velocidad a toda la defensa cordobesista. Con el 3-0 murió el partido, un encuentro que permite al Valencia mirar al resto de rivales desde lo más alto.