Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Valencia da un nuevo paso adelante

 El Valencia venció al Real Betis (3-0) en un partido marcado por la tempranera expulsión de Antonio Amaya, con el consecuente penalti transformado por Soldado, y continúa con su marcha positiva de las últimas semanas tras la disputa de su compromiso en esta vigésimo octava jornada de Liga BBVA.

El equipo de Ernesto Valverde fue más inteligente que el Betis, sobre todo tras el comienzo tan favorable. Los verdiblancos, que acumulan 27 años sin ganar en Mestalla, aguantaron con el 1-0 hasta el tramo final, pero el esfuerzo físico terminó por pasarles factura y cediendo.
El partido cambió inesperadamente al cuarto de hora, tras una acción personal de Soldado. El capitán 'che' enfiló la meta bética, pero justo nada más pisar el área --difícil de apreciar-- Amaya le trabó y el árbitro lo entendió como penalti y tarjeta roja. El castigo para los andaluces cambió el discurso de unos y otros.
Soldado, con su temple habitual, no tuvo problemas para batir a Adrián y establecer el primero. A partir de ahí, el Betis guardó la posición y se apoyó en el desplazamiento en largo para pisar el campo contrario. No hubo acierto, pero sí voluntariedad para intentar cuestionar el orden de los locales, que tuvieron viento a favor casi desde el comienzo.
Pereira y Feghouli no rechazaron a entrar por banda una y otra vez, sobre todo, para descolocar al cuadro andaluz. Ahí nacieron los mejores minutos del conjunto 'che', con Banega asistiendo a Soldado y Guardado lanzando desde lejos con mucho peligro.
El segundo no llegó, aunque acabaría en la cuenta de los locales en esos minutos finales. Para entonces ya no estaba en el campo Soldado, que dejó su sitio a Valdez por culpa de un esguince de tobillo. El duelo se estancó, aunque los de Pepe Mel pudieron haber logrado el empate en alguna acción aislada. Primero Molina y después Nosa, que reapareció, mejoraron al Betis.
Sin embargo, un remate de Paulao desafortunado equivocó a su portero y supuso el 2-0 que definió el partido. Para más inri, Jonas logró el 3-0 en el último suspiro. El brasileño recortó a un zaguero visitante y la colocó, con precisión, en el palo más largo. El Valencia ya vuelta alto. Los de Valverde sólo suman una derrota en las últimas ocho semanas.