Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco motivos por los que no hay que dudar de Gerard Piqué en la selección española

Los pitos de la afición española en León hacia Gerard Piqué han avivado el debate del compromiso del central culé con el combinado nacional. Por motivos ideológicos y políticos, hay quien lo identifica como el enemigo. Recopilamos cinco motivos por los que no se debe dudar de su lealtad hacia España.

Gerard Piqué vive días difíciles en lo que a la selección española respecta. Exultante con su club tras ganar el triplete, el central se ha visto en el ojo del huracán por motivos de diversa índole. La 'puya' al Real Madrid con el recuerdo a Kevin Roldán en la celebración culé parece el detonante de que la afición española le recibiera con pitos en la concentración de León, pero el problema va más allá de un simple comentario. Motivos políticos e ideológicos han provocado el rechazo de una parte de nuestra hinchada.
Así pues, cuando Piqué atraviesa su momento más delicado desde que es internacional español, conviene recordar todas las cosas positivas que el catalán ha aportado a nuestra selección. De ser pieza clave de el mejor combinado nacional de nuestra historia a demostrar públicamente su sentimiento por la camiseta rojigualda, estos son los cinco motivos por los que no se debe dudar de Gerard Piqué en 'La Roja'
¿Quién dijo rechazo? Piqué firmó una bandera española en León
A pesar del mal recibimiento que recibió por parte de los aficionados en la concentración de León, Piqué no dudó en firmar una bandera española después de un entrenamiento, como tratando de firmar las paces con la hinchada de la selección. Pese a todo, el Reino de León recibió al central con una sonora pitada cuando entró al campo en la segunda parte. Celebró el Mundial y la Eurocopa arropado con una bandera de Catalunya, es cierto, pero nunca ha mostrado rechazo por los símbolos españoles y siempre se ha reconocido orgulloso de formar parte del combinado nacional.
Con la selección en las buenas y en las malas: se 'partió la cara' ante Suiza y Honduras
pique3
La andadura de 'La Roja' en el Mundial de Sudáfrica 2010 empezó muy mal. España llegaba como uno de los favoritos al título tras ganar la Eurocopa 2008 de manera brillante. Una derrota en el primer partido de la fase de grupos ante Suiza hizo presagiar lo peor. En aquel encuentro, Piqué recibió un tremendo golpe en la jugada del gol que le abrió una brecha en la ceja. El siguiente choque, ante Honduras, también le pasó factura. El central se jugó el físico para repeler el peligro y se llevó una patada en el labio, provocando su segunda 'ofrenda de sangre' por la selección en pocos días. Ninguno de esos accidentes le privó de seguir jugando y, a la postre, convertirse en campeón del mundo.
Compromiso público: "No entiendo al catalán que dice que quiere que pierda la selección"
En marzo de 2013, inmerso en plena fase de clasificación para el Mundial de Brasil, Piqué salió al paso para dejar claro que disfrutaba con las alegrías de 'La Roja' como jugador y como espectador, y siempre lo había hecho. El central culé se enfrentó al rechazo de algunos de sus paisanos con unas declaraciones esclarecedoras: "No entiendo al catalán que dice que quiere que pierda la selección". También recordó cómo los partidos de selección avivaron el sueño de convertirse en futbolista profesional en su niñez: "Hierro era mi ídolo y quería que ganara la selección porque jugaba él y estaban Pep Guardiola y Sergi, del Barça. Yo siempre iba con la selección". ¿Alguna pregunta más?
Del Bosque, Sergio Ramos, Cesc Fábregas... sus compañeros de selección le avalan
pique
Si su simple testimonio no basta, Piqué cuenta con suficientes aliados en el vestuario de 'La Roja' como para certificar su lealtad al combinado nacional. El seleccionador Vicente del Bosque ha sido siempre uno de sus mayores defensores, reiterando en multitud de ocasiones el buen hacer de Piqué y su compromiso constante. Hasta Sergio Ramos, madridista y sevillano, no ha dudado en echarle un capote cuando la afición se ha mostrado crítica con el catalán: "Piqué siempre tendrá abiertas las puertas de la selección" o "Piqué me hace mejor y yo a él" son algunos de los piropos que el camero ha dedicado a su compañero en la retaguardia española.
Una obviedad: Piqué ha sido pieza clave de la mejor selección española de la historia
pique2
Por si los motivos anteriormente citados no convencieran a los lectores más obstinados, nos queda una última verdad tan real como la vida misma: Gerard Pique ha sido pieza clave en la que es, sin discusión, la mejor selección española de nuestra historia, sino uno de los mejores combinados nacionales de todos los tiempos. No formó parte de la expedición de la Eurocopa 2008 pero se asentó en la titularidad en el glorioso Mundial de 2010 (acompañando a Puyol) y en la Eurocopa 2012 (ya con Sergio Ramos). Fue incluido en el once ideal de ambos torneos y se consagró como defensa de primer nivel.