Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, sin chispa, empata contra Rumanía (0-0) antes de poner rumbo a Francia

La Selección demostró que no pasa por su mejor momento con el empate sin goles ante Rumanía (0-0). España no encontró el gol y evidenció la falta de pólvora arriba. Era la última vez que La Roja se juntaba ante de la Eurocopa. La próxima vez que se vean los internacionales será para poner rumbo a Francia.

La Selección se vistió en Cluj para su último partido antes de la lista oficial de Vicente del Bosque para la Eurocopa de Francia. Era el último día de pruebas. Después de Rumanía ya no habría más. Lo importante era mejorar las sensaciones que dejó La Roja ante Italia. Del Bosque hizo muchos cambios y dio la alternativa a Sergi Roberto en el centro del campo.
La Roja salió a por el balón y se hizo dueña de la posesión. Nolito, con mucha profundidad, llevó el peso del ataque en los primeros minutos. El toque era más rápido que ante Italia aunque Rumanía no regalaba el balón cuando lo recuperaba. La presión de los rumanos creó problemas a los de Del Bosque para sacar el balón.  La baja de Busquets se notó en Italia y también en Cluj. Casillas no quiso ser menos que De Gea y el portero del Oporto apareció con dos grandes paradas para evitar que Rumanía se pusiera por delante. La creación volvía a ser la cruz de España. Salvo que Nolito, Silva o Alcácer engancharan el balón ya arriba, no había peligro para Rumanía.
La Roja fue de más a menos. Las ocasiones llegaron para los de Iordanescu antes del descanso pero ahí estaba Casillas. El portero del Oporto, que alcanzó las 166 internacionalidades, sacó una mano a un disparo lejano para seguir con las dudas de Del Bosque para ver quién es el titular en la Eurocopa. El debate de la portería no se resolvió en el último amistoso ante de Francia.
Del Bosque intentó meter más imaginación con Isco por Nolito tras los primeros 45 minutos, pero La Roja estaba sin chispa. Ni arriba, ni atrás. Nacho salió por Piqué y formó pareja en el centro de la defensa con Bartra. Cesc y Aduriz entraron por Sergi Roberto, discreto en su estreno internacional, y Paco Alcácer.
La Roja evidenció sus problemas con el gol. Ante Italia, solo Aduriz, tras un rechace y en fuera de juego, y ante Rumanía volvió a faltar profundidad. Con el paso de los minutos, Rumanía se encerró en su portería pero las contras eran peligrosas. Los balones pasaban por las botas de Isco pero no había la intensidad suficiente ni la rapidez para desbordar y abrir a los rumanos.
Y así cerró España los amistosos antes de dar la lista final de convocados para la Eurocopa. Del Bosque tendrá que cambiar el chip de los jugadores de los dos últimos partidos porque ante Italia y Rumanía, las sensaciones no han sido buenas. La próxima cita ya será con los que vayan a Francia. Se acabaron las pruebas y las oportunidades.