Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Real Madrid se come a los leones

El Real Madrid se ha impuesto al Athletic Club (5-1) en el Santiago Bernabéu, un resultado que deja a los blancos a dos puntos del segundo puesto de la clasificación, mientras que los vascos se quedan a cuatro del descenso.

Benzema sentenció con dos zarpazos, aunque finalmente el árbitro dio el primero a Aurtenetxe, a un Athletic desdibujado sobre el césped, que mostró muchas dudas y que no encontró su juego en ningún momento del encuentro. Los de Mourinho, por el contrario, estuvieron muy cómodos, con el control absoluto del centro del campo y con constantes llegadas peligrosas a las inmediaciones de Iraizoz.

Los rojiblancos comenzaron el partido con mucha intensidad, presionando muy arriba la salida del balón de los madrileños y teniendo la posesión del balón, pero no consiguieron crear ninguna acción de peligro y poco a poco se fueron resquebrajando. El Real Madrid se sentía cada vez más a gusto sobre el campo y llegaban las ocasiones. Cristiano Ronaldo y Callejón estuvieron a punto de inaugurar el marcador pero fue finalmente Benzema el que puso el 1-0. El galo controlaba un balón en largo de Modric y batía con una vaselina al meta vasco, que se quedaba a media salida.

El Athletic desapareció por completo tras el gol y la goleada parecía inminente. La zaga vasca no conseguía frenar las oleadas blancas y sólo la mala suerte hacía que el 1-0 siguiera luciendo en el electrónico hasta que Ramos apareció en el minuto 30. El andaluz remataba una falta botada por Özil desde la banda derecha y ponía el 2-0, un minuto antes de que Benzema dejara sentenciado el partido con un disparo al filo del área con el que batía a Iraizoz (3-0).