Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho: "En mi vestuario he escuchado que el Barça es imposible de ganar"

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha desvelado que en el vestuario blanco se ha sentido tras el empate en el Camp Nou (2-2) que es "imposible" ganar al FC Barcelona en estos momentos, y es que sobre el césped el conjunto del portugués se ha mostrado muy superior por primera vez en los últimos 'clásicos' y, aún así, ha sido incapaz de ganar.

"En el vestuario he escuchado que el Barça es imposible de ganar", apuntó en rueda de prensa un Mourinho que celebró el "muy buen partido" de los suyos pero que se mostró serio y escueto en sus respuestas, sin querer entrar en polémicas arbitrales. "Hemos venido con la ilusión y motivación de conseguir ganar, pero sabíamos que era difícil, que estábamos por detrás en el marcador", matizó.
Mourinho, que tampoco quiso valorar si el Barça pasó a semifinales de forma justa o no, sí que felicitó al club blaugrana por el triunfo en el Santiago Bernabéu. "Si quieres felicito al Barça por la victoria del Bernabéu, la de la semana pasada. Lo hago con total tranquilidad", espetó.
Preguntado por el arbitraje, y si lo "imposible" se debía a él, no quiso mojarse. "No hablo de árbitros. No insinúo nada. Espero a pesar de no leer mucho ni escuchar radio o ver tele, voy a esperar al 'feedback' para ver vuestro análisis", argumentó.
En cuanto a si la eliminatoria la perdió en la ida, donde su planteamiento defensivo no le salió para nada bien y el Barça pudo ganar por más diferencia, lo negó rotundamente y tampoco desveló si el Madrid de esta noche sería el mejor para intentar ganar de nuevo al eterno rival. "No ha sido ninguna lección para mí", espetó.
Por último, desveló que no tuvo trabajo al descanso para motivar a los suyos. "Fue un descanso fácil para mí porque había poca cosa a cambiar. Hoy podía haber tenido un minuto de descanso porque no hablé más que un minuto. Jugamos muy bien el primer tiempo y ellos han marcado sin hacer nada para marcarlos, nosotros hemos tenido varias oportunidades para marcar y para no hablar de otras cosas", manifestó.