Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho: "Las derrotas tienen sólo un padre y ese soy yo"

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, quiso cargar con todas las culpas de la derrota ante el FC Barcelona (1-2) en la ida de cuartos de final de Copa del Rey, y aseguró que las victorias tienen muchos padres, pero que las derrotas sólo tienen uno, además de calificar de "censurable" el pisotón de Pepe a Messi, el cual "aún" tiene que ver repetido en televisión.
"Entiendo siempre, pero no escucho", dijo Mourinho nada más entrar en rueda de prensa. El portugués respondió con firmeza pregunta tras pregunta. "Las responsabilidades son mías. Ya sabéis que las victorias tienen muchos padres, pero las derrotas solo uno y ese soy yo. Lo entiendo perfectamente. La final de Copa la celebramos todos, pero hoy yo soy el culpable", comentó el luso.
El técnico blanco también fue preguntado por Altintop y Carvalho, novedades en la defensa. "Jugaron los dos muy bien, gente que normalmente lo hace así, pero no era un partido fácil para ellos. Altintop jugó un buen partido, mucho trabajo y personalidad y Carvalho es Carvalho", indicó.
"Hablé con él y no hubo problemas. Podría haber dicho que no estaba preparado, pero le conozco. Tengo que defenderlos, no perdimos por ellos", dijo sobre su compatriota, que sin embargo, señaló a Cristiano como "el mejor del partido".
No obstante, Mourinho lamentó el hecho de haber encajado un gol nada más comenzar el segundo acto. "Lo que no buscaba seguro era comer un gol a balón parado. En el primer tiempo, ya con 1-0, tuvimos dos o tres salidas a la contra que por poco no entraron. Fue ahí cuando buscamos esa concentración porque el 1-0 es un mal resultado para el equipo de fuera. Esperábamos un Barça más dominador, pero no podemos dejar que nos marquen así", añadió.
"La eliminatoria está abierta, pero es difícil, por no decir muy difícil. Ahora no quiero ni pensar en la vuelta. La Copa era el tercer objetivo, el campeonato es prioritario. El partido de Mallorca era más importante que éste, y el del Athletic de Bilbao, más que el de la próxima semana", finalizó Mourinho, que insistió en la última pregunta en las dos ideas en las que sustentó su intervención. "No podemos comer goles a balón parado y las derrotas sólo tienen un padre".