Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho: "En Inglaterra me quieren, en España hay gente que me odia"

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, lamentó que su equipo no pudiese remontar ante el Borussia Dortmund por culpa de no jugar "con la misma actitud" hace una semana en el Signal Iduna Park, aunque mayoritariamente habló de su futuro en el club blanco, al que calificó de "fantástico", por lo que considera "complicado" tomar una decisión pese a que sabe que en Inglaterra le quieren más que en España.

"No he tomado una decisión, tengo contrato y más que el contrato, porque en el fútbol se rompen cuando uno quiere, es más por respeto por el club y por el presidente. Quiero intentar ganar la final de Copa y ser segundo y ya veré lo que Florentino, mi presidente, mi amigo, lo que decide, que será lo mejor para mí", comentó Mourinho en rueda de prensa.
El luso comparó el trato que recibe en Inglaterra. "Sé que allí me quieren los aficionados, los medios, que me tratan de manera justa, los clubes, sobre todo uno, y en España es diferente. Hay gente que me odia y muchos de ellos están en esta sala", aseveró.
Por ello, ve "complicado tomar una decisión". "Me gusta el club y como está ahora mismo, formamos un equipo fantástico y se pueden hacer cosas maravillosas. Quiere ser sincero y justo, y al final de temporada hablaré", sentenció.
De todos modos, Mourinho subrayó que "no es importante" que la 'Décima' llegue con él, sino que "lo importante es que el Real Madrid lo consiga". "Ahora ha recuperado la credibilidad con tres semifinales consecutivas, pero no vive del casi ni yo tampoco", opinó. "La tiene que ganar en un futuro, ya llegará, y si es conmigo, óptimo, si no, lo celebraré igual porque siempre tengo empatía con los clubes donde estoy", añadió.
"Quiero pensar al final. Obviamente me gusta estar donde la gente me quiera sin ningún tipo de reservas y con todo el apoyo de las diferentes áreas. Tengo muchos años y puedo caminar solo, el Real Madrid es un club fantástico e importante que continúe ganando. Hay que intentar ganar la Copa, la Supercopa sola sería poco", subrayó, recalcando que para cualquier persona que pasa un día en el club blanco le merece "la pena".
El de Setúbal insistió en que su "cultura no es la de estar satisfecho sin ganar" el torneo continental. "Es una competición difícil, no la ganas cuando quieres. En la primera semifinal no nos han dejado, la segunda fue en los penaltis y esta tercera por un pésimo partido en Dortmund", comentó.
"Webb dejó de ser arbitro para ser hombre"
Respecto al partido, el entrenador portugués elogió que entraran "muy fuertes" y con "una intensidad altísima", pero lamentó que no marcasen tras fallar " oportunidades importantes". "En el segundo tiempo arriesgamos todo contra un equipo que es mas rápido que nosotros, con un corazón fantástico y cuando marcamos el primero, sabíamos que la gente iba a querer más y fue una pena que no marcásemos un poquito antes", afirmó.
Además, hizo una velada crítica hacia el colegiado Howard Webb que en su opinión "dejó de ser árbitro para ser hombre". "Se lo he dicho, tengo confianza, tiene que expulsar a Hummels por una mano. No es penalti, es falta, pero es roja clara. Quedaban 18 minutos más el descuento y ha pensado que este chico no va a jugar la final. La historia podría haber sido diferente, pero intento ser justo y decir también que si hubiésemos jugado con el mismo carácter y actitud en Dortmund no lo habríamos necesitado", afirmó.
Finalmente, Mourinho confirmó que Cristiano Ronaldo jugó sin ningún tipo de problema físico. "Estaba al cien por cien para mí, si después durante el partido ha tenido algún problema no lo sé porque no he hablado con él ni con los médicos, pero al inicio estaba bien", zanjó.