Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho: "Puede pasar que un jugador sin gran oposición y que se sienta protegido juegue conmigo 136 partidos"

José MourinhoReuters

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, subrayó este lunes que "puede ser" que un jugador entrenando mal, pero "sin gran oposición" en su puesto y que se sienta por ello "tranquilo y protegido", pueda jugar bajo sus órdenes 136 partidos como es el caso del guardameta y capitán blanco, Iker Casillas.

"Depende de la oposición que tienes. Si eres un jugador en una posición que tienes competencia directa, fuerte, exigente, de alguien que te presiona cada día a tener una gran forma, diría que imposible (jugar tantos partidos) porque jugaría el otro. Si es uno sin gran oposición, que se siente tranquilo, que se siente protegido y que siente que es intocable, puede pasar", zanjó Mourinho ante la pregunta en la rueda de prensa previa al choque de mañana contra el Galatasaray.
De todos modos, el de Setúbal alabó la actitud del mostoleño, haciendo caso omiso a las críticas sobre su forma de entrenarse que realizó la pasada semana Arrigo Sacchi. "El pasado me interesa poco, me interesa más el presente, y en este caso el futuro", comentó. "Lo que puedo decir es que Casillas está entrenando, no bien, muy bien, y eso es bueno para él, para el Real Madrid y por supuesto para mí y sus compañeros", recalcó.
Además, defendió el hecho de haberse llevado a cuatro porteros a Estambul. "No quería dejar a Jesús entrenando solo en Valdebebas. Somos un grupo, cuando hemos ido a Manchester hemos llevado cuatro, a pesar de que Casillas no estaba en condiciones de jugar", apuntó.
"Se han quedado Kaká y Carvalho, lesionados, los sancionados, y hasta el propio Nacho está llegando porque se ha quedado jugando con el RM Castilla, pero que siendo del primer equipo le hemos querido traer. Es algo que hacemos siempre que nos entrenemos en la ciudad donde vamos a jugar", sentenció Mourinho.
"Me sorprendería que mi gente no estuviera preparada"
El técnico del Real Madrid, José Mourinho, afirmó este lunes que le "sorprendería" que su equipo no afrontase con la seriedad necesaria el choque de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Galatasaray, pese al 3-0 del Santiago Bernabéu, y, sobre su futuro, lo desvinculó a ganar o no el título continental.
"Espero que no", indicó Mourinho en rueda de prensa respecto a la posible relajación por el resultado de la ida. "El primer mensaje fue al jugar contra el Levante, que era un partido de liga que queríamos ganar si queremos terminar segundos, y al dejar fuera a cinco o seis que mañana serán titulares, decirles que no juegan para que sepan que el del martes es fundamental", añadió al respecto.
Además, el portugués recordó que esta mañana vieron una eliminatoria "donde un equipo ganó en casa 3-0 y perdió 3-0 el segundo partido" y que a nivel "táctico" el conjunto de Fatih Terim demostró que puede jugar "de modos diferentes". "Lo estamos preparando muy en serio, me sorprendería que mi gente no estuviera preparada para un partido de alta dificultad. Confío en que la gente va a responder y estar como va a estar", afirmó.
El equipo turco tendrá el apoyo de sus seguidores, algo que no olvida el de Setúbal. "Es algo cultural. En la Copa de la UEFA de 2002-2003, con el Oporto, conseguimos una goleada de las gordas ante el Denizlispor, y luego vinimos y nos encontramos un estadio lleno, con alegría, motivación y pasión, y un adversario que no parecía el mismo que la ida. Un equipo español, portugués o italiano pierde 4-0 ó 5-0 y se encuentra un estadio vacío o seguidores pitando. Ellos creen que es posible y a nosotros nos gusta, los jugadores van a disfrutar en un estadio fantástico y una afición que va a hacer un partido bonito", comentó al respecto.
Por ello, recalcó que en caso de caer eliminado, sería "inesperado" y "una muy mala situación". "Tenemos mucho que perder y nada que ganar. Mis jugadores deben pensar que es un partido de fútbol, donde tienes que jugar para ganar, y olvidar que es una eliminatoria. Si perdemos 2-0 ó 3-1 no me voy a ir feliz, a nadie le gusta perder", advirtió.
Mourinho, que cree que los partidos que terminaron empatados en las idas son "las eliminatorias más equilibradas" y que el cruce de la Juventus y el Bayern junta "a dos grandes candidatos a ganar" la 'Champions', no ve a los suyos como favoritos a conquistar el título.
"No lo pienso. Antes del primer partido pensaba que los ocho tenían iguales posibilidades de ganar. Después, obviamente hay equipos por delante, como nosotros, el Barcelona o el Bayern, pero en las semifinales, los cuatro tendrán un 25 por ciento de posibilidades porque van a ser cuatro grandes equipos", prosiguió deseando que entre ellos esté el Málaga, "un equipo fantástico y digno de todos los halagos a su entrenador, jugadores y aficionados".
En este sentido, también fue claro sobre si su futuro en el banquillo madridista podría estar unido a la 'Décima'. "Mi futuro no tiene nada que ver con ganar o no la 'Champions'", zanjó el entrenador portugués.
De cara al equipo titular, aparte de la duda de Pepe o Albiol, tiene "decidido" si Benzema o Higuaín será titular, alegrándose de que ambos hayan recuperado el gol. "A pesar de que un entrenador valora otras cosas, un atacante sin confianza ni reconocimiento público depende de marcar o no. Higuaín hizo un gol fantástico al Levante, y Karim, sin marcar, jugando por la izquierda, luego por la derecha y por detrás de Higuaín, hizo un partido muy positivo. Si su confianza sube, mejor para ellos y nosotros, a ver si mañana vuelven a hacer buen trabajo", aseguró.
Coentrao: " No podemos estar pensando en el ambiente"
Junto a José Mourinho compareció el lateral portugués Fabio Coentrao, que coincidió en la obligación de no relajarse. "Todavía no ganamos nada. En el primer partido logramos una buena ventaja y si queremos estar en las semifinales tenemos que hacer un buen partido como en la ida", aseveró.
"Los jugadores están acostumbrados a jugar con estos ambientes, pero claro que el de mañana es un ambiente diferente. Vamos a tener que estar tranquilos, haciendo nuestro trabajo y sólo así conseguiremos un buen resultado. No podemos estar pensando en el ambiente", concluyó.