Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Florentino Pérez le pide explicaciones a Sergio Ramos

Sergio Ramos charla con Florentino Pérez en una imagen de archivoEFE

La presunta guerra interna en el Real Madrid sigue dando de que hablar en la víspera de la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. Después de que el diario Marca destapara las fisuras que, presuntamente, se han producido en el vestuario blanco tras la derrota con el Barcelona, Florentino Pérez ha querido poner orden y se ha reunido con Sergio Ramos, uno de los capitanes y centro de la disputa con Mourinho.

Según ha revelado la cadena Ser, Florentino Pérez se ha reunido con Sergio Ramos para pedirle explicaciones sobre los acontecimientos ocurridos en los últimos días en el vestuario blanco.
Al parecer, el defensa blanco, ha reconocido que las noticias publicadas en la prensa son ciertas pero que desconoce quién las ha podido filtrar. El de Camas, además, ha confirmado a su presidente que Mourinho no trata a los jugadores portugueses igual que a los demás.
En el programa 'El Larguero', de la citada cadena, afirman que Ramos ha explicado a Florentino que el vestuario está dividido en dos grandes grupos, españoles y portugueses, pero que esto no afectará al nivel deportivo y están convencidos de que pueden remontar la eliminatoria ante el Barcelona.
La polémica por la relación entre los jugadores españoles con el técnico blanco comenzó tras el partido de ida de la Copa del Rey ante el Barcelona, que el Madrid perdió por 1-2. Según publicó el diario Marca, Sergio Ramos tuvo un encontronazo dialéctico con Mourinho y el luso habría acusado a los jugadores españoles de no defenderle y de ser los "protegidos" de la prensa.
El defensa sevillano, por su parte, ha querido zanjar la polémica con un mensaje en su perfil de Twitter en el que afirma que "quien diga que el vestuario está dividido o existe alguna fractura, miente. Existe un gran grupo y hay una gran unión le pese a quien le pese".