Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gareth Bale se convirtió en el salvador de un Madrid desquiciado en Córdoba

Estuvo impreciso todo el partido, pero botó la falta que provocó el penalti y lanzó desde los once metros para poner el 1-2 definitivo en el marcado cuando todo apuntaba al empate