Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirretxe mantiene vivo el sueño europeo de la Real Sociedad

Rayo Vallecano - ValladolidEFE

La Real Sociedad se aferra al cuarto puesto de la tabla, que da derecho a la previa de Liga de Campeones, al derrotar este domingo al Rayo Vallecano (0-2), en el encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada de la Liga BBVA, en un duelo que el cuadro 'txuri urdin' encarriló en el primer cuarto de hora con un doblete de Aguirretxe que los rayistas no fueron capaces de remontar.

El primer tanto del encuentro tardó apenas seis minutos en llegar. Una gran jugada de los de Philippe Montanier por la izquierda finalizada por Aguirretxe adelantó al cuadro vasco en el marcador. El conjunto de Vallecas reaccionó bien, pero la Real, bien plantada en el campo, tardó cinco minutos en anotar el segundo.
Paco Jémez intentó oxigenar al equipo con la entrada de Arbilla y José Carlos para darle la vuelta a un encuentro que en el primer cuarto de hora se les puso cuesta arriba a los franjirrojos. Sin embargo, el ataque del Rayo seguía sin causar peligro al cuadro visitante, que hacía mucho daño a contragolpe.
Pudo el Rayo recortar distancias en los minutos previos al descanso con una gran jugada de Piti, que logró superar a la defensa rival y pasársela a Baptistao, pero éste no pudo marcar ante la gran intervención de De la Bella para evitarlo.
Comenzó más enchufado el conjunto rayista el segundo tiempo, logrando arrinconar a los pupilos de Montanier, aunque sin crear ocasiones claras. Pero el equipo 'txuri urdin' siguió apretando con un Vela muy activo y con un Aguirretxe que en varias ocasiones rozó el 'hat-trick'.
Los rayistas pelearon hasta el último momento, ya que sabían que no debían ceder más puntos para mantener vivo su sueño de jugar en Europa League, pero nada pudieron hacer ante una Real Sociedad que fue muy superior bloqueando el juego rojiblanco.