Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jémez: "No puedo reprochar nada a mis jugadores"

El entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémezcuatro.com

El entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémez, ha asegurado tras la derrota de su equipo en Vallecas ante el Real Madrid (0-2) que no puede "reprochar nada" a sus jugadores, y se ha mostrado "muy satisfecho" con el partido que ha hecho su equipo, además de afirmar que si son capaces de competir "como hoy" pueden tener "una temporada buena".

"Estoy muy satisfecho con el partido que ha hecho mi equipo. Si somos capaces de competir como hoy, podemos tener una temporada buena. Hay días que rindes a tope y pierdes, pero no puedo reprochar nada a mis jugadores porque han luchado hasta el final", aseguró.
El técnico canario cree que su equipo jugó demasiado revolucionado con el balón. "Estábamos jugando revolucionados desde el principio. Hemos tomado muy bien la medida al encuentro y en el segundo tiempo cuando mejor estábamos jugando, ha llegado la jugada del penalti y ahí ha acabado todo. El partido estaba más para empatar que para perder. No ha sido el mejor partido de su vida, han estado muy bien. Parar al Madrid no es nada sencillo. Más allá de que puedas tener un día más o menos lúcido, estoy muy satisfecho", aseveró.
"Hemos bajado las revoluciones del partido. Teníamos tanta intensidad que no conseguíamos relajar el balón. Cuando hemos dado pausa hemos podido controlar el balón. Tenemos que entender que no se puede jugar con la misma velocidad sin balón que con balón y hemos estado demasiado intensos con el cuero. Ahí ha estado la clave", añadió.
Jémez quiso dejar patente la dimensión de su rival. "El Real es un gran rival que no necesita hacerte un gran partido para demostrar que llega con mucho peso y mucha pegada para ganarte. No soy muy partidario de la justicia en el fútbol, y son justos vencedores".
A pesar de no estar muy de acuerdo sobre la actuación arbitral, no ha querido ser muy crítico. "A mí me han parecido claras muchas cosas pero no han afectado al resultado. He visto cosas muy claras y otras no tanto, pero no voy a echar la culpa al árbitro. Creo que la expulsión de Casado no fue y la vamos a recurrir porque es una posición muy comprometida", confirmó.
Preocupado por Leo y duro con los errores
El ex jugador rayista se autoinculpó de algunos de los errores tácticos de su equipo. "Aún cometemos errores demasiado inocentes, como el día del Atlético. Es culpa mía, porque tenemos que trabajarlas más y saber que cuando el balón va por banda es prioritario tapar al delantero. Si no se ha trabajado lo suficiente es mi culpa", aseguró.
"Todo lo que sea igualar el partido hubiese jugado a nuestro favor. Con el 1-0 estaba muy abierto. Con el penalti se ha enfriado, pero con el empate se hubiese puesto precioso", se lamentó.
El entrenador dejó claro que vio cosas que no le gustaron. "Una cosa es estar acertado y otra salir con la intensidad necesaria. Han echo lo que han podido y hay cosas con las que me quedo y que hablaré con ellos. Quiero saber su opinión, pero a mí no se me escapa nada", manifestó.
Por último, Jémez se mostró preocupado por la lesión de Leo. "No sabemos si es golpe o le han doblado el tobillo. Ha aguantado hasta el final y no parece nada grave, pero le harán unas pruebas médicas para determinar el alcance de la lesión", concluyó.