Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'matagigantes' Mirandés se carga al Racing

El delantero del Mirandés, Alain, trata de alcanzar un balón ante el centrocampista del Racing de Santander, Gonzalo Colsacuatro.com

El Mirandés, de Segunda División B, volvió a dar la sorpresa al eliminar a un Primera División como es el Racing de Santander, tras empatar (1-1) en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, que sumado al 2-0 conseguido en la ida hacen del Racing el segundo equipo de la máxima categoría que cae a manos de los burgaleses.

El equipo de la categoría de bronce comenzó el encuentro en El Sardinero mandando, demostrando que el juego de la ida no fue una excepción y que querían sentenciar la eliminatoria cuanto antes. Incluso pudo adelantarse el Mirandés con una gran jugada de Pablo Infante en el minuto 18 que desbarató Mario.
Sin embargo, el Racing también quiso dar un golpe sobre la mesa y Munitis, a los 35 minutos, acababa con su sequía de más de un año sin marcar, y anotaba el 1-0 en una contra, resultado con el que se llegó al descanso.
La segunda mitad comenzó con el mismo guión que la primera, con el Mirandés llevando la manija del encuentro, con un Racing que no sabía como meter mano a su rival. Todo hasta el minuto 57, cuando el colegiado Iturralde González decidió expulsar por una más que dudosa segunda amarilla al defensa racinguista Bernardo.
Una decisión que dio más tranquilidad a los hombres de Carlos Pouso, que prácticamente sentenciaron la eliminatoria gracias a un claro penalti de Torrejón sobre Pablo Infante. El propio Infante fue el encargado de transformar la pena máxima, consiguiendo el empate y su quinto gol en la Copa del Rey que le hace ser el máximo goleador de la competición.
El gol de Infante supuso un jarro de agua fría para el conjunto racinguista, que no pudo reaccionar y con el 1-1 finalizó el encuentro. Con este empate, unido al 2-0 de la ida, el Mirandés consiguió hacer de nuevo la machada y eliminar, por segunda vez, a un Primera División tras cargarse al Villarreal. El conjunto burgalés se enfrentará en los cuartos al ganador de la eliminatoria entre el Espanyol y el Córdoba.