Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de ProLiga pide al Rey que todos los clubes españoles participen en la Copa

El presidente de ProLiga, Óscar Garvín, ha solicitado al Rey de España, Felipe VI, que todos los clubes españoles de Segunda B y Tercera División puedan participar en la Copa del Rey ya que -hasta la fecha- solo pueden participar algunos en función de su clasificación la temporada anterior.
Garvín, máximo responsable de ProLiga, ha enviado una carta a Felipe VI en la que le traslada el deseo de los casi trescientos clubes asociados de que el Campeonato de España que lleva su nombre pueda ser disputado por la totalidad de los clubes que compiten en categoría nacional, con la única excepción de los filiales y dependientes.
En la misma, el presidente resume al Rey la historia de la asociación, lamenta el "abandono" de las categorías nacionales no profesionales "por parte de los responsables federativos" y expresa el "orgullo" que supondría participar en la competición copera para casi cuatrocientas ciudades, pueblos y barrios de todo el país.
"Todos los dirigentes y gestores de estos clubes -Segunda B y Tercera- coinciden en el orgullo que les produciría disputar una competición de la que fuimos apartados injustamente y sin una explicación coherente", explica en la misiva al monarca.
"Como sabrá, en todos los países de nuestro entorno, excepto en España, la Copa es disputada por la totalidad de los clubes que compiten en categoría nacional. En nuestra humilde opinión, en estos duros momentos por los que está pasando la sociedad española, sería un motivo de ilusión y alegría que tantos y tantos ciudadanos de nuestro amado país pudieran recuperar la sonrisa y olvidar los problemas de sus quehaceres diarios, aunque solo fuera por un día", añade.
"Además del impacto económico que tendría participar en el trofeo que lleva el nombre del primero de los españoles en todos esos pueblos y ciudades. Le ruego a Su Majestad que sepa disculpar mi osadía por escribirle estas líneas, pero quería compartir mi reflexión con usted, si no sería deseable que disputaran la Copa de S.M. el Rey todos los equipos de fútbol de categoría nacional del Reino de España", termina la carta.