Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mirada perdida de James en el banquillo, el cabreo de Zidane y las risas de Arbeloa

James Rodríguez calentó en cuanto Gareth Bale se lesionó ante el Sporting. Zidane se decidió por Jesé en lugar del colombiano para salir por el galés y James volvió a sentarse en el banquillo. Zidane alucinó al verlo en el banquillo y Arbeloa no pudo evitar reirse de lo que le había sucedido a James.