Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Así fue la peculiar entrega de las medallas tras ganar el Mundial de Clubes!

Con el pitido final el Madrid enloqueció, ya eran campeones del mundo. Pasillo de honor al Kashima y entrega de medallas. Ningún jugador era capaz de estar quieto, sobre todo Marcelo que subido a caballito pretendía recoger su medalla. Después la fiesta siguió en el vestuario y los jugadores se hicieron su particular foto con el trofeo. Año de triplete.