Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países que respaldan el boicot a Catar piden a la FIFA que le retire el Mundial 2022

Los seis países árabes que el mes pasado cortaron vínculos con Catar pidieron a la FIFA que retire a esa nación la organización del Mundial de fútbol 2022, porque consideran que el estado del Golfo Pérsico es una "base del terrorismo".
La página web suiza The Local publicó que Arabia Saudí, Yemen, Mauritania, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto escribieron colectivamente a la FIFA para pedir la remoción de Catar como organizador en virtud del artículo 85 del código de la FIFA, que permite dicha acción en caso de emergencia.
Reuters no ha visto una copia de la carta y la FIFA dijo que su presidente, Gianni Infantino, no ha recibido documento alguno de ese tipo. "El presidente de la FIFA nunca ha recibido una carta de ese tipo y por lo tanto no ha comentado cosa alguna sobre eso", aseguró un portavoz de la FIFA.
"Como ya se dijo, la FIFA está en contacto regular con el comité organizador local de Catar 2022 y con el comité supremo para entrega y legado para que manejen los asuntos vinculados al Mundial de la FIFA de 2022", agregó.
Una fuente familiarizada con las actividades del Gobierno catarí para la Copa del Mundo dijo que Catar es consciente de que Arabia Saudí y otras naciones intentan lograr ese objetivo, pero entiende que Doha no ha recibido aún la carta.
Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto cortaron lazos diplomáticos y de transporte con Catar en junio tras acusar al país de respaldar al terrorismo y a Irán, cargos que Doha niega.
Catar, que no tiene una tradición ni estructura futbolística, fue el controvertido ganador del derecho a organizar el Mundial de 2022, que tendrá lugar en noviembre y diciembre para reducir al mínimo el impacto del duro clima desértico.