Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Granada hace las paces con el gol y sale del descenso

Osasuna - GranadaEFE

El Granada ha vencido (1-2) a Osasuna en un duelo correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga BBVA disputado este sábado en el Reyno de Navarra, gracias a los goles de Mainz y Dani Benítez que consiguieron terminar con una sequía de cinco partidos sin marcar y que sirven a los nazaríes para salir de los puestos de descenso antes del parón navideño.

Tanto Osasuna como Granada alinearon a dos delanteros cada uno para intentar resolver su falta de puntería. De hecho, ambos equipos ostentan la negativa estadística de tener el peor promedio goleador en Primera. El Granada venía de una racha de cinco partidos sin conseguir un tanto pero logró salir del descenso a costa de los de Mendilibar, que se comerán el turrón en el penúltimo puesto.
Abrió el marcador Nino, en una jugada ensayada desde la esquina. El balón peinado por Loé en el primer palo encontró la cabeza del delantero 'rojillo' que envió el balón a las redes con un remate en plancha. Este gol refrendaba la buena primera parte que hizo Osasuna, que no dejó de crear ocasiones de peligro y de inquietar la meta de Roberto en los primeros minutos.
El Granada lo intentó, pero se hizo más patente aun su preocupante falta de acierto. En el primer cuarto de hora Ighalo remató un balón al larguero y El-Arabi mandó un disparo a las nubes cuando llegaba de frente a la portería.
El problema no fue que no crearan ocasiones, sino que no eran capaces de materializarlas. Por fin logró empatar gracias a un testarazo del capitán, Diego Mainz, que salió al rescate de su equipo a falta de pocos minutos para el descanso.
En la segunda mitad, el Granada salió con ánimos renovados y antes de que se cumpliera el minuto tres, Dani Benítez enganchó un potente zurdazo con el exterior para adelantar al equipo andaluz.
Una vez que se puso por delante, los de Anquela se dedicaron a administrar su ventaja para amarrar tres puntos en los que le iba la vida y que les permiten pasar unas Navidades tranquilas 'alejados' de los puestos de descenso.