Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cuándo se olvidó el Bernabéu de Casillas? De ser un 'Santo', al foco de todas las críticas

Casillascuatro.com

La relación de Iker Casillas con el Santiago Bernabéu ha dado un cambio radical. El portero era el símbolo del Real Madrid y la bandera del equipo blanco, pero desde hace un tiempo ha pasado de hacer ‘milagros’ cada domingo a ser pitado en todos los partidos en casa… ¿Cómo ha sido la convivencia entre Casillas y el Bernabéu?

Desde que el 18 de septiembre de 1999 Casillas defendiera la portería del Real Madrid en el Santiago Bernabéu han llovido casi 16 años. Su estreno fue ante el Deportivo y el primer jugador que le marcó en el estadio madridista fue Djalminha. El ahora capitán del Real Madrid ha pasado por muchas etapas desde entonces: la liga que conquistó el Madrid en la que ‘eran Casillas, Ronaldo Nazario y nueve más’, la actuación de la Novena Champions tras sustituir a César Sánchez en Glasgow, las paradas decisivas en la Liga de Campeones, las manos que evitaron el empate en una derrota del Madrid en Liga…
Y con La Roja ha llegado a lo más alto. Los penaltis ante Italia, el día en el que la suerte de la Selección española cambió y se cerró el gafe de los cuartos de final, la parada a Robben en la final del Mundial de Sudáfrica y el título en la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Éxito tras éxito, Casillas siempre ha conseguido títulos, tanto en el Madrid como en La Roja, pero su relación con el Santiago Bernabéu ha dado un giro de 180 grados hasta poner en duda cada acción del capitán del Real Madrid.
Los paradones de Casillas con Mourinho
El Ramón Sánchez siempre ha sido un estadio talismán para Iker Casillas. En el estadio sevillista, el portero del Real Madrid ha tenido algunas de las mejores actuaciones de su carrera. En 2011, con José Mourinho ya en el banquillo, Casillas hizo un partido espectacular ante el Sevilla y evitó dos goles con dos paradas que el técnico portugués destacó en la rueda de prensa posterior.
El capitán del Real Madrid salvó a su equipo  con una parada a Manu del Moral que recordó a la mítica intervención ante Perotti en 2009. El portero se restó mérito tras el encuentro y no le dio más importancia ante los elogios de todo el mundo. La relación de Mourinho y Casillas empezaría a torcerse poco después.
Primeras dudas sobre Casillas
Esa misma temporada, el portero del Real Madrid empezó a sentir lo que eran los pitos del Santiago Bernabéu. El apoyo incondicional que tenía detrás empezó a resquebrajarse y el capitán blanco sintió en sus propias carnes los pitos de su estadio. Dos empates seguidos en Liga pusieron al portero en la diana de algunos aficionados y se le culpó de no conseguir la victoria por dos ‘errores’
El Real Madrid empató ante el Villarreal en El Madrigal y en el Bernabéu ante el Málaga, con dos goles de falta con los que se señaló a Iker Casillas. El portero del Madrid dio un paso hacia el lado que no debía en el momento de la lanzar la falta y los dedos acusaron al portero de fallar en los dos goles. El Bernabéu pitó a Casillas, culpando al portero de los goles.
France Football pide el Balón de Oro para Casillas en 2012
Parece imposible pensar que sólo hace tres años, la prestigiosa revista France Football pidiera el Balón de Oro para Iker Casillas tras la victoria de España en la Eurocopa de 2012. El portero ya estaba en el ojo del huracán pero había conseguido levantar con España dos campeonatos de Europa y un Mundial de manera consecutiva.
Ovación del Bernabéu y pancarta de “tú eres mi Santo”
La relación de Casillas y el Bernabéu estaba a punto de dar un giro radical pero aún en octubre de 2012, el estadio madridista se volcó en su capitán y se pudieron ver pancartas en su apoyo. Las dudas estaban volviendo a surgir por sus últimas actuaciones y ante el Celta de Vigo, el portero volvió a demostrar que era uno de los mejores del mundo.
Casillas quiso tener un bonito gesto con un niño que le dedicó una pancarta en el partido y le dio su camiseta al finalizar el encuentro. El Bernabéu se rindió a Casillas y la relación entre el capitán del Real Madrid y el coliseo blanco volvió a una aparente normalidad. Aunque no duraría demasiado…
Mourinho sienta a Casillas en Málaga
José Mourinho decidió a finales de 2012 entregar la confianza de la portería del Real Madrid a Adán. El técnico portugués sentó a Iker Casillas en el banquillo de La Rosaleda y dio la responsabilidad al segundo portero, un canterano que estaba ante la oportunidad de su vida. El revuelo que se formó sobre la figura de Casillas y Mourinho abrió todo tipo de especulaciones y la llegada de Diego López en el mercado invernal, tras la lesión de Casillas en Mestalla, terminó de apartarle de la titularidad del Real Madrid.
El equipo blanco estaba inmerso en unos malos resultados seguidos y el golpe de efecto que intentó Mourinho no le salió bien. El Real Madrid perdió ante el Málaga por 3-2 y el debate de Casillas pasó a ser primera orden del día en cualquier corrillo futbolístico.
¿Cuál es el problema de Mourinho con Casillas?
La relación de José Mourinho con Iker Casillas se torció definitivamente y la reconciliación no parecía posible. La llamada de Casillas a Xavi para hacer las paces en el grupo de La Roja, ir a recibir el Premio Príncipe de Asturias… los motivos eran varios y las posturas de los dos parecían antagónicas.
La llegada de Diego López en enero dio la ‘excusa’ definitiva a Mourinho para que Casillas no volviera a ser titular con el técnico portugués.
La afición, dividida: Insultos a Casillas e insultos a Mourinho
Los seguidores del Real Madrid han estado divididos desde que la ‘guerra’ entre Mourinho y Casillas fuera cuestión de estado. Los aficionados por un lado apoyaban a José Mourinho y consideraban que la etapa del portero había terminado en el equipo blanco. Unos hinchas, en el hotel de concentración se lo hicieron saber tanto a Mourinho como a Casillas, con una pancarta de apoyo al portugués e insultos al portero.
En cambio, en Valdebebas, se produjo el episodio a la inversa. Unos seguidores del Real Madrid esperaron a la salida del entrenador luso con su coche para expresarle su repulsa y decirle que abandonara el club blanco. La afición estaba dividida y el Bernabéu no se olvidó nunca del debate.
Casillas se plantea por primera vez salir del Real Madrid
Iker Casillas asumió la suplencia durante el tercer año de Mourinho y a principios del curso siguiente se planteó por primera vez la posibilidad de salir del Real Madrid al estar en el banquillo también con la llegada de Carlo Ancelotti. El portero no era feliz en el equipo blanco porque no jugaba y había visto como la afición le estaba dando la espalda y cada cosa que hacía era examinada con lupa.
El técnico italiano le dio la posibilidad de jugar la Copa del Rey y la Champions y el portero, poco a poco, respondió a las expectativas. El Real Madrid levantó los dos títulos que jugó el capitán blanco y Casillas decidió quedarse a final de temporada ante la salida de Diego López a Milán. La llegada de Keylor Navas, tras un Mundial de sobresaliente, le volvían a poner una gran competencia en la portería pero el portero se qeudó y Ancelotti le dio la responsabilidad en Liga y en Champions.
Diciembre de 2014, Cristiano, a Casillas: “Salvaste el partido”
El Real Madrid estaba en una racha de resultados histórica y Casillas colaboró en algunos partidos con paradas de mucho mérito. En diciembre, hace sólo seis meses, el capitán del Real Madrid paró un penalti a Verza, del Almería, y el equipo blanco alargó un partido más su buena racha de resultados. Cristiano Ronaldo, tras el partido, se acercó a Casillas y le dijo: “Salvaste el partido”.
Las actuaciones de Casillas siempre se miraban con detalle y las criticas nunca cesaron. Los resultados dieron un giro radical al comenzar el 2015 y Casillas fue el foco de todas las críticas. ‘Todos los goles’ eran culpa suya, en algunos sí había fallado y en otros no, pero el debate era constante y parte del Bernabéu siguió con los pitos.
Tras su fallo ante el Atlético: “¿Por qué ha sido un error? Si tú lo crees así…”
El Real Madrid salió goleado del Vicente Calderón y la derrota escoció mucho entre los seguidores del Real Madrid. Al salir del encuentro, el capitán del Real Madrid dio la cara ante la prensa pero no estuvo del todo acertado al no reconocer que falló en uno de los goles debido al cabreo que tenía porque el Calderón había coreado su nombre tras el tanto.
Casillas comenzó a llevarse todos los ‘palos’ y su reacción tras el fallo en el gol de Tiago volvió a ponerle en el ojo de huracán. Unos días después, sí reconoció que podía haber hecho algo más tras verlo por la televisión. La tensión entre Casillas y la afición del Real Madrid seguía aumentando.
Casillas responde al Bernabéu: “A tomar por…”
Las críticas a cada gol que recibía el Madrid, los rumores sobre una posible llegada de David de Gea para la próxima temporada, el debate sobre su futuro en el equipo blanco… Ante el Valencia, los dos goles del equipo de Nuno terminaron con la paciencia de Casillas y explotó contra el Bernabéu tras los pitos: “A tomar por… que pesados con los pitos”.
Con dos partidos de Liga por delante, la vuelta de las semifinales de la Champions y una hipotética final, el Bernabéu ha decidido darle su apoyo a Casillas en el encuentro ante la Juventus y por una iniciativa de la peña Ramón Mendoza, el Santiago Bernabéu lucirá una pancarta que dirá: “Respeto para Iker”. Este miércoles, el culebrón de Casillas y el Bernabéu tendrá un capítulo más… ¿será el último en Champions?