Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

San Lorenzo gana en la prórroga al Auckland (2-1) y jugará la final contra el Madrid

El Real Madrid ya tiene rival para la final del Mundialito. El San Lorenzo de Almagro venció al Ackland City en la prórroga (2-1) y será el rival del equipo de Ancelotti en la gran final este sábado a las 20.30 en Telecinco y Mitele.es. El campeón de la Copa Libertadores se llevó el triunfo gracias a al tanto de Matos al inicio del tiempo extra. El sábado se conocerá al campeón: San Lorenzo o Real Madrid.

Los nervios atenazaron de inicio a San Lorenzo. El equipo argentino cedió el control del balón a los neozelandeses y no consiguió dar tres pases seguidos. El Auckland, con menos que perder, tampoco arriesgaba y los primeros minutos fueron una toma de contacto sin pegada. La afición sí se dejó notar desde el primer minuto pero el equipo argentino tardó en contagiarse.
A la media hora de juego, el Auckland había demostrado más cosas sobre el terreno de juego que el San Lorenzo. Cauteruccio tuvo una ocasión clara pero el delantero se cerró y se quedó sin ángulo para rematar. A los argentinos les costaba mucho salir de la tímida presión de los neozelandeses y no tenía creación en el centro del campo.
El paso de los minutos no despertó a San Lorenzo. El equipo argentino aumentó su control de balón pero no pasó de mucho toque en el centro del campo, sin profundidad y sin meter en problemas a los neozelandeses. Hasta que el árbitro dio dos minutos de descuento. San Lorenzo fabricó la mejor jugada del partido hasta ese momento y Barrientos no perdonó con un fuerte disparo. Los argentinos no habían demostrado nada pero con la máxima efectividad posible ya iban por delante al descanso.
El Auckland no cambio su forma de jugar en la segunda parte. Los neozelandeses tenían la posesión pero la falta de calidad arriba les hacía muy difícil crear peligro. Pero se hizo justicia y en un balón muerto en el área, el español Ángel Berlanga empató con un disparo cruzado tras superar al portero. Los neozelandeses tenían el partido empatado a falta de 20 minutos, algo que hubieran firmado antes de empezar y San Lorenzo estaba ‘perezoso’.
Si ninguno de los dos equipos había arriesgado hasta ese minuto, no fue distinto a partir de ese momento. Con el empate se llegó al final de los 90 minutos reglamentarios y el pase a la final se iba a decidir en la prórroga. San Lorenzo tuvo la suerte de cara nada más comenzar el tiempo extra y Matos, que cazó un balón en el área, fusiló a Williams para dar el pase a los argentinos. Con más sufrimiento de lo esperado, San Lorenzo estará en la final del Mundialito.
La gran final del Mundial de Clubes FiFA que se disputa en Marruecos ya tiene a los dos finalistas. Sin sorpresas aunque con mucho sufrimiento para los argentinos. Real Madrid, campeón de la Champions, y San Lorenzo de Almagro, campeón de la Copa Libertadores, se enfrentarán este sábado a las 20.30 horas en Telecinco y Mitele.es en el último título de la temporada.