Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un miembro de seguridad, en una fiesta de 'Dinho': "Tengo familia y éste no se cansa"

ronaldinhocuatro.com

Conocemos a Ronaldinho de su etapa en el Barça, el gran '10´ de esa época, ese número que ha coronado a Messi en la actualidad. Sin embargo, un delantero brasileño, Lukian Araujo, ha asegurado en ESPN, que las fiestas que se montaba el exdelantero culé eran sorprendentes, hasta el punto que duraban varios días.

Sabemos que los famosos disfrutan de las fiestas siempre que quieren. Sino que se lo digan a Neymar estas vacaciones o la famosa fiesta de CR7 junto a Kevin Roldán. Pero el gran rey de las fiestas en la última dédaca está claro: Ronaldinho. Y así lo ha recordado para ESPN Lukian Araujo, delantero brasileño que juega en Corea del Sur.
Sin ir más lejos, el brasileño cuenta cómo vivió una fiesta de la mano del '10´. Que le gusta organizar fiestas estridentes y explosivas no es ningún secreto, cualquiera que participe en una de ellas puede asegurarlo. Pero cuando ya duran varios días, necesitas otro par de ellos para recuperarte.
Un día Ronaldinho celebró una fiesta. En el momento en el que Lukian llegó, el delantero no se encontraba en la casa, tenía entrenamiento. Sin la presencia de su dueño estuvieron varias horas, hasta que al final decidieron irse a una discoteca. Pasaron allí el resto de la noche y cuando se iban, alrededor de las 5 de la mañana, aparecía Ronaldinho animando e incitando a continuar la fiesta en su casa. Tal eran sus jolgorios que Lukian se acuerda que un vigilante de seguridad le llego a confesar "Tengo una familia y este chico no se cansa".
Lukian asegura que cuando llegó a casa, su madre había llamado a la policía porque llevaba dos días fuera y no tenía batería en el móvil. Ronaldinho es Ronaldinho, y siempre lo será. Si ya no ha cambiado, es un genio para lo bueno y para lo malo.