Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Granada no quiere dejar de ganar

Mallorca - GranadaEFE

El Granada se impuso al Mallorca (1-2) este sábado en el Iberostar Estadio, en un partido en el que predominó la solidez defensiva de ambos equipos, lo que impidió ver ocasiones manifiestas de gol, y que comenzó a decantarse con un penalti transformado por El Arabi, que empieza a ganar peso en el equipo de Anquela, más sólido en esta séptima jornada de la Liga BBVA que a comienzo de temporada.

Mallorca y Granada regalaron un partido que fue ganando emoción con el paso de los minutos, a medida que ambos equipos decidieron ir a por la victoria tras el planteamiento conservador inicial. El Mallorca, aquejado por las lesiones, saltó al césped con una camiseta de apoyo a Nunes, Antonio López y Javi Márquez. El Granada lo hizo con menos urgencias que hace una semana, ya habiendo cosechado una victoria en la liga BBVA.
El ímpetu inicial de los bermellones ahogó durante gran parte del primer período al Granada, que se tuvo que conformar con disparos lejanos de Brahini o Mikel Rico. Lo mismo le sucedió a los de Caparrós, aferrados al contragolpe después de perder en los primeros minutos a Joao Víctor, lesionado (otro más para la larga lista del Mallorca).
Con ambos equipos organizados, cerrando las vías hacia su portería, y con la premisa de no encajar goles, no hubo grandes sobresaltos. Sólo en los últimos cinco minutos se desataron los equipos para dar vivacidad al choque. Ayudaron a ello El Arabi, del que se espera que despeje las dudas sobre su rendimiento, con una buena jugada que frenó Aouate en dos ocasiones. También Hemed, máximo goleador local, que se topó con un Toño en estado de gracia.
En el segunda mitad, Hemed avisó dos veces a Toño antes de que Torje montara la contra; le siguió de cerca Nsue. El primero se dejó caer fuera del área y Hernández Hernández señaló penalti. Nsue fue expulsado y El Arabi anotó su primer tanto. El Mallorca adelantó líneas, más aun tras la expulsión de Brahini, que dejaba a ambos conjuntos con diez jugadores.
Con los papeles intercambiados y el Granada contraatacando, llegó el segundo gol, con los mismo protagonistas. El Arabi asistió por encima de la defensa a Torje, que recortó a Aouate y anotó. Hemed añadió emoción con su gol a falta de cinco minutos, pero no logró revertir el resultado. El Granada suma su segunda victoria consecutiva.