Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una jugadora del Torrelodones denuncia que la grabación a una compañera desnuda en las duchas fue desde dentro de los vestuarios

futbolista torrelodonescuatro.com

La noticia se ha conocido hoy al denunciar los hechos el propio Torrelodones CF en sus redes sociales. Una de sus jugadoras habría sido grabada en las duchas durante el partido contra el Atlético de Madrid Féminas en el Cerro del Espino, instalaciones rojiblancas en Majadahonda (Madrid).

La denuncia la hacía en Twitter el Torrelodones FC. Una jugadora de su equipo habría sido grabada mientras se duchaba durante la celebración de un partido contra el Atlético de Madrid Féminas, en las instalaciones de este equipo. Las primeras informaciones apuntaban a que la jugadora advirtió en las duchas estaba siendo grabada al ver una mano con un mócil entrando a través de una ventana. El equipo anunciaba en primer lugar su apoyo a la jugadora, que ha interpuesto puesta la denuncia correspondiente. Además, advertía de futuras acciones si alguna imagen de la futbolista fuera publicada.
Pues bien, la jugadora del Torrelodones, Miriam Navarro, ha denunciado también en Twitter que la versión oficial sobre el suceso no es exacta. Para empezar, asegura que la mano con el móvil no provenía de una ventana sino del vestuario local adyacente, separado del visitante con un agujero. Además, asegura que la jugadora denunciante, acompañada de un miembro de seguridad, advirtió una huella de zapato en el inodoro que coincidía con el lugar, al otro lado de la pared, en el que ella se estaba duchando. Navarro apunta también que dicha huella fue borrada con posterioridad y que la jugadora no tuvo tiempo de hacerle una fotografía que sirva de prueba. El motivo, que el miembro de seguridad le recomendó esperar al final del partido para resolver el asunto. Al volver una vez finalizado el encuentro, asegura Navarro, la huella ya no estaba.
Por su parte, el Club Atlético de Madrid ha emitido un comunicado en el que repudia los hechos y anuncia que colaborará en todo lo posible con la investigación judicial además de abrir una propia e interna dentro de la entidad. El club rojiblanco asegura que el personal presente durante los hechos ofreció toda su apoyo a la jugadora.
En definitiva, un hecho que, tal y como denuncian el club Torrelodones y sus jugadoras, supone una lamentable violación de la intimidad de las jugadoras en un entorno.