Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un punto que sabe a poco

Betis y Getafe empatan a cero en el primer partido de 'La noche del fútbol'. Ambos equipos dispusieron de varias ocasiones para decantar la balanza a su favor, pero los porteros Adrián y Codina evitaron los goles con grandes paradas. El Getafe dominó el partido en los primeros minutos, pero el Betis no se rindió y acabó asediando la portería madrileña. El empate no favorece a ninguno y deja a ambos como estaban.

En el Benito Villamarín se citaban dos equipos que luchan por meterse en plazas europeas para el año que viene: Séptimo el Betis con 43 puntos y octavo el Getafe con 42. Ambos conjuntos salieron a por el partido desde el primer momento, pero fue el Getafe el que encontó el camino algo más fácil y dispuso de las primeras ocasiones. El Betis tardó en arrancarse, pero también consiguió llegar al área madrileña, donde se encontró varias veces con un espectacular Codina, que ha suplido, con creces, la ausencia de Moyá por lesión.
Los minutos pasaban, y sin ya un dominador claro las oportunidades se sucedían en ambas porterías. Adrián también sacó a relucir su casta y paró varios disparos de los azulones, sobre todo un mano a mano con Pedro León que acabó con el jugador del Getafe pidiendo penalti por una patada de Amaya. El árbitro no lo vio y con esto, nos fuimos al descanso.
Tras la reanudación, fue al Betis al que le tocó pedir penalti por una patada clara de Borja a Rubén Castro, que además hubiera significado la expulsión del defensa del Getafe por doble amarilla, y aunque en un primer momento parecía que Teixeira lo había pitado a instancias de su asistente, al final decidió que fuera saque de puerta.
Mediada la segunda mitad, el partido se volvió algo bronco y sufrió muchos parones, incluyendo las lesiones de Beñat y Escudero. Hasta ese momento había sido el Betis el que había llevado más peligro, asediando con varias ocasiones la portería de Codina, pero los parones beneficiaron a que el Getafe pausara el ritmo hasta el final del partido.