Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

R.Sociedad-Villarreal, duelo por salir del bache este sábado a las 22.00 en Cuatro

realcuatro.com

Real Sociedad y Villarreal encandenan cuatro y ocho partidos sin ganar respectivamente. Su enfrentamiento personal, el de dos equipos dolidos en lo personal por su falta de reacción, puede servir de bálsamo para el ganador.

El fútbol, como la vida, tiene para cada individuo momentos de calma y períodos abruptos. Esta condición burlesca puede convertir la temporada de un equipo cualquiera en un entretenido viaje en el Dragon Khan. Muy pocos equipos pueden permitirse una temporada en lo más alto, sin sobresaltos ni accidentes. Por desgracia para Real Sociedad y Villarreal, dos conjuntos que han demostrado poder tutearse con el más pintado, no son una excepción.
Los txuri-urdin parecieron encontrar la paz deportiva e institucional toda vez que la idea futbolística de David Moyes caló en el vestuario. Con un fútbol práctico y de tintes ingleses, la Real Sociedad llegó a encadenar varias victorias consecutivos en una temporada muy difícil con cambio de enternador incluido. En un momento dado la frágil moral donostiarra volvió a quebrarse y cuenta ya cuatro partidos sin ganar de un equipo dolido en lo más profundo, por lo que pudo ser y no fue. Una victoria ante el Villarreal sería balsámica, un trago de alegría para olvidar este curso y empezar a pensar en un futuro mejor.
El del 'submarino' es un caso aún más doloroso. Los de Marcelino llevan viviendo de un inicio fulgurante demasiado tiempo. Con el empate ante el Córdoba la pasada jornada ya son 8 partidos oficiales sin una sóla victoria (contando los dos ante el Sevilla en Europa League). Por falta de juego, convicción o acierto (11 remates a puerta y tres a los palos ante el Córdoba) el Villarreal no levanta cabeza. A seis puntos del Málaga en la sexta posición, que acredita un pase directo a Europa, seguir pinchando supondría seguir tirando piedras a su propio tejado.