Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo episodio en la 'Guerra del Fútbol': Tebas y Rubiales pelean por la huelga

AFEcuatro.com

AFE y Federación Española por un lado y la Liga de Fútbol por el otro se enfrentan por el poder en el fútbol español. Futbolistas y Federación amenazan con una huelga que dejaría la competición en 36 jornadas, mientras que la Liga responde diciendo que la competición se terminaría en junio. Real Madrid, Barça y Sevilla vería afectadas sus participaciones en Champions y Europa League al mismo tiempo que Rubiales y Tebas intercambian golpes dialécticos en los medios de comunicaión.

La guerra del fútbol está lejos de acabar. Real Federación Española de Fútbol y la Asociación de Española de Futbolistas están decididas a ir a la huelga. Y a parar el fútbol. El origen de este parón está en las diferencias que tienen RFEF Y AFE con la LFP por el Real Decreto firmado por el gobierno la pasada semana, que regula la venta centralizada de los derechos televisivos en el fútbol. De esta manera, la AFE ha decidido enarbolar la bandera de la huelga, con el apoyo de la Federación.
En el lado contrario, la Liga de Fútbol Profesional considera "ilegal" la huelga según su presidente, Javier Tebas. Tanto el presidente de la LFP como Luis Rubiales pasaron por los micrófonos de 'Al Primer Toque' de Onda Cero, dejando titulares en prácticamente cada declaración.
¿Es legal ir a la huelga? Javier Tebas denuncia la ilegitimidad del parón: "Es una huelga ilegal y lo vamos a denunciar. Nos están coaccionando de una forma pueblerina". El líder de los futbolistas, Luis Rubiales explica como ha llegado el fútbol español a esta situación y dejando un 'recadito' a Tebas: "Estamos ejerciendo una acción de defensa después de haber sido ignorados. Parece que ese Decreto, cualquier norma que ponga Tebas, hay que acatarla. Tebas se cree que él es el fútbol profesional y no es él el que decide, debe querer escuchar y no creerse el dueño de todo".
¿Qué supondría la huelga? El parón afectaría a todo el fútbol profesional y al resto de competiciones dependientes de la Federación. De esta manera, la liga terminaría este fin de semana con sólo 36 jornadas. Es decir, las jornadas 37 y 38 no serían aplazadas sino suspendidas. El Barcelona no se enfrentaría al Atlético de Madrid, rival más complicado en lo que le queda de competición doméstica. Además, también se se suspendería la Final de la Copa del Rey del 30 de mayo entre Barça y Athletic. En el 'Partido de las 12' de la Cadena Cope, Javier Tebas explicó que "si tenemos que terminar la Liga en junio, la terminaremos en junio".
¿Sancionaría la FIFA a Barça, Madrid y Sevilla? Las consecuencias de la huelga no se limitarían a España. Si el parón se convierte en realidad, la FIFA podría sancionar inmediatamente a la Federación Española de Fútbol. Esto supondría la suspensión de todos los equipos pertenecientes a la RFEF en las competiciones internacionales. Por lo tanto, Barça, Real Madrid y Sevilla no podrían jugar las finales de la Champions League ni la Europa League en caso de clasificarse.
Cruce de 'perlas'. El enfrentamiento en los distintos medios de comunicación no se limitó a que los presidentes de AFE y LFP defendieran sus posturas sobre la huelga. Tebas y Rubiales aprovecharon para lanzarse 'dardos dialécticos' haciendo símiles políticos. El primero en atacar fue Tebas valorando la puesta en escena por parte de la AFE: "La foto de AFE parecía de Herri Batasuna o Bildu, todos sentados detrás de Rubiales. Me consta que hay capitanes que no están de acuerdo con la huelga y los han sentado en la silla para hacerles la foto", a lo que Luis Rubiales contestó tirando de hemeroteca para recordar el pasado político de Javier Tebas: "¿Qué montamos escenas a lo Bildu? Ese tipo de cuestiones nos aleja de una búsqueda de una solución. Los que hayan pertenecido a La Falange no tienen que ver con nosotros".