Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Granada amarga con una remontada el regreso del Deportivo a Primera (2-1)

El Granada no pudo empezar mejor la temporada de Primera División. El equipo de Caparrós remontó el gol inicial de Cavaleiro en la primera parte para quedarse con los tres primeros puntos de la competición. Rochina, con un golazo desde fuera del área, y Babin marcaron los goles andaluces en el segundo acto.

Había mucha expectación por ver al nuevo Granada de Joaquín Caparrós y por el regreso de Víctor Fernández a los banquillos con el Deportivo de la Coruña. Los dos equipos parten con el objetivo de mantenerse en Primera y pasar los menos apuros posibles.
El Granada se hizo dueño del balón y un disparo de Rochina y un centro al que no llegó El-Arabi puso en aprietos a la defensa del Depor. El equipo gallego no quería problemas atrás y no se complicaba con la salida del balón en la presión del Granada. Y un robo de balón en ataque le hizo ponerse por delante. Fariña disparó dentro del área y la defensa detuvo el lanzamiento pero el balón le quedó muerto a Cavaleiro que con un tiro raso ajustado al palo puso marcó el primer tanto del partido gracias al error de Dimitrievski.
La polémica que había surgido durante la semana en Granada se hacía mucho mayor tras la cantada del teórico tercer portero del equipo andaluz. Dimitrievski se comió el primer gol en Los Cármenes pero su equipo no se vino abajo. El control del encuentro era suyo pero los gallegos no dejaban espacios atrás y estaban cómodos con que el Granada tuviera el balón.
El peligro en el conjunto de Caparrós nacía de las botas de Rochina pero no era suficiente para abrir el muro del Depor. El-Arabi lo intentó desde fuera del área pero no inquietó a Lux. El Depor no podía firmar unos mejores primeros 45 minutos en su regreso a Primera. Los gallegos vencían sin haber hecho demasiado pero aprovechando el error de Dimitrievski.

El Granada metió una marcha más en la segunda parte y la salida de Iturra cambió la cara al equipo andaluz. El árbitro Vicandi Garrido, que se estrenaba con 28 años en Primera División, dejó mucho jugar a los dos equipos y perdonó la expulsión de Luisinho a los cinco minutos de reanudarse el segundo acto. Caparrós, que ya había protestado la actuación del colegiado, no lo creía pero el Deportivo se mantuvo con 10.
El equipo andaluz no se volvió loco con el árbitro y buscó el empate. Y llegó. Rochina controló el balón en la frontal del área y con un disparo seco y ajustado al poste derecho de Lux puso el 1-1 en el marcador. El juego del Granada se veía recompensado con la igualada y un partido nuevo por delante. Víctor Fernández reaccionó en el banquillo y metió a Isaac Cuenca en el Deportivo pero el Granada ya estaba con la corriente a favor y difícil de contener.
Y en una jugada a balón parado, el Granada consumó la remontada. El balón cayó al centro del área y Babin, de espaldas a portería, remató como pudo pero la pasividad de la defensa gallega le permitió marcar ante la media salida de Lux. El equipo de Caparrós tenía los tres puntos en el bolsillo después de mucho trabajo y el Deportivo lo intentó hasta el final pero no pudo empatar. El equipo andaluz amargó el regreso del Deportivo a Primera y el de Víctor Fernández a los banquillos.