Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Celta suma cinco partidos sin marcar y pierde ante el Málaga en La Rosaleda (1-0)

El Celta está gafado con el gol y el Málaga se aprovechó de su mala racha para llevarse la victoria por la mínima en La Rosaleda. Samuel, con un gol en la primera parte, dio la victoria al equipo de Javi Gracia, que ya es sexto en la Liga BBVA. Los gallegos están en una crisis de cara a portería y no levantan cabeza.

Los estados de ánimo eran opuestos antes de comenzar el partido. El Málaga llegaba con la corriente a favor y el Celta, que no conseguía la victoria desde el Camp Nou, en su peor momento de la temporada. Berizzo dejó en el banquillo de inicio de Nolito y Larrivey para intentar cambiar la inercia y la escasez de gol.
El Celta tuvo la primera ocasión del encuentro pero el árbitro la anuló por una mano de Santi Mina. El balón le golpeó en el pecho y después fusiló a Kameni pero ya con la jugada anulada. Los jugadores gallegos protestaron la decisión y el Málaga se quedó con el susto en el cuerpo. Tras el primer aviso, Charles tuvo la segunda para el Celta. El delantero fusiló a Kameni desde dentro del área pero el portero atrapó el balón en dos tiempos.

El Celta estaba llegando con peligro a la portería de Kameni pero le seguía faltando pólvora arriba. El Málaga despertó con un cabezazo de Samuel. El jugador andaluz voló por encima de la defensa del Celta y remató a placer con un golpeó perfecto. Los de Gracia se ponían por delante habiendo hecho menos méritos que los de Berizzo.
El Málaga se entonó con el marcador a favor y el Celta dio un paso atrás. El gol dio una inyección de moral a los de Gracia para hacerse con el control del partido y llegar al descanso con ventaja gracias al tanto de Samuel. El Celta tenía que reaccionar en la segunda parte.
Weligton forzó la tarjeta amarilla nada más comenzar la segunda parte antes de pedir el cambio por lesión. El Celta subió las líneas para buscar el empate y el Málaga salía rápido en cuanto podía hacia la portería de Sergio. El cansancio apareció en los dos equipos y el partido se abrió mucho. Berizzo hizo un doble cambio con Alex García y Nolito.
Charles pudo empatar el partido pero el árbitro consideró que estaba en fuera de juego. El delantero estaba en posición legal y había superado a Kameni. El Celta lo intentó hasta el final pero siguió con su gafe de cara a portería y sumó su quinto partido sin marcar. El Málaga se llevó los tres puntos y sigue escalando en la tabla en la zona noble de la clasificación.