Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iraizoz, el salvador del Athletic, para un penalti a Diego Castro estando lesionado

Gorka Iraizoz fue el mejor del Athletic en la primera parte ante el Getafe. El portero paró un mano a mano a Sarabia a los tres minutos de partido. Después recibió un golpe en la rodilla que hizo temer por su continuación en el campo. Le antendieron las asistencias y pudo seguir bajo los palos. Y a falta de dos minutos para el descanso, el paradón. Abajo y pegado al palo iba el lanzamiento de Diego Castro, pero la estirada de Iraizoz mandó a córner la ocasión permitiendo a su equipo mantener la ventaja que finalmente serviría para ganar los tres puntos. Después del descanso, el golpe en la rodilla del primer tiempo obligó al portero del Athletic a dejar el partido.