Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aranda castiga al Levante con un golazo en el descuento

Aranda castiga al Levante con un golazo en el descuentoEFE
El Zaragoza se ha adjudicado 'in extremis' un importante triunfo en su visita al Levante (0-1) en un partido, correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, donde Carlos Aranda se convirtió en el gran protagonista al firmar una espectacular vaselina que le dio al conjunto maño una ligera ventaja en la eliminatoria.
El cuadro granota no quería sustos para la vuelta y recibió a un Zaragoza en alza con la intención de hacer bien los deberes en el Ciutat de Valencia, de donde solo Real Madrid y Barcelona habían salido victoriosos, para viajar a la capital aragonesa con una renta suficiente.
Los dos equipos llegaron a la cita reforzados tras sus últimas victorias en Liga. Los de 'JIM', sextos en la tabla y clasificados para la siguiente ronda de la 'Europa League', querían confirmar su condición de equipo revelación también en el torneo del 'K.O', una competición que, históricamente, no se le ha dado nada mal al Zaragoza. Sin embargo, esta vez no le funcionó el plan a Juan Ignacio Martínez y acabó acusando la falta de intensidad en el descuento del partido.
Con algunos cambios respecto al once habitual, ambos conjuntos saltaron al campo algo reservistas, esperando más bien el error del contrario para enganchar alguna ocasión. Sin embargo, tanto Levante como Zaragoza estuvieron muy bien posicionados en el campo y fueron escasas las ocasiones que se cantaron en la primera mitad. Tan solo Ángel, en la recta final, pudo romper la igualdad en dos jugadas en las que no acertó a rematar.
El guión del partido apenas cambió en el segundo periodo y, de nuevo, los dos equipos, que prefirieron no arriesgar lo más mínimo, ofrecieron un juego sin apenas ritmo. El Levante, dando por bueno el empate a cero para afrontar el duelo de La Romareda, le entregó el balón al conjunto maño que, a pesar de tener dominado el centro del campo, se atascaba en los metros finales y no llegaba a materializar ninguna ocasión.
Con el partido agonizando, fue Juanlu el que dispuso de la ocasión más clara al sacar un lanzamiento lejano que obligó a Leo Franco a despejar a córner y, cuando todo parecía que quedaría en un empate, apareció Aranda para poner al Zaragoza con una importante ventaja para el partido de vuelta. El ex levantinista silenció al Ciutat de Valencia enganchando una vaselina desde la frontal del área que supuso el triunfo del Zaragoza.