Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jugadores de Arabia Saudí no 'respetan' el minuto de silencio por las víctimas de Londres

La Federación de Fútbol de Arabia Saudí tuvo que ofrecer sus disculpas después de que sus jugadores no respetasen de forma tradicional el minuto de silencio previo a su partido ante Australia, clasificatorio para el Mundial de Rusia de 2018, en memoria a las víctimas del reciente ataque terrorista en Londres, mientras que la FIFA confirmó que no tomará ninguna sanción al respecto.
Los futbolistas del combinado asiático permanecieron en silencio durante el homenaje pero sin dejar de calentar y estirar en el césped del Adelaida Oval. Los australianos, por su parte, se alinearon juntos en el centro del campo durante el momento de recuerdo a las ocho personas fallecidas el pasado sábado tras el ataque en London Bridge, dos de ellos de nacionalidad australiana.
La Federación Saudí expresó en un comunicado que lamentaba "profundamente" y que se disculpaba "sin reservas" por la acción de sus jugadores de no guardar "formalmente" el minuto de silencio. "Los jugadores no tenían la intención de faltar el respeto a la memoria de las víctimas o causar dolor a sus familias, amigos o cualquier otro afectado por esta atrocidad", añadió.
"La Federación de Fútbol de Arabia Saudí condena todos los actos de terrorismo y extremismo y extiendo sus más sinceras condolencias a las familias de todas las víctimas y al gobierno y pueblo de Reino Unido", añadió.
Por su parte, la Federación Australiana apuntó que habían acordado con sus homólogos de Arabia Saudí y con la Confederación Asiática este minuto de silencio, pero que más tarde fueron avisados por los directivos saudíes que "esta tradición" no estaba en consonancia con la "cultura" del país y que los futbolistas "se moverían a su lado del campo para respetar esta costumbre mientras se colocaban".
De todos modos, la FIFA confirmó posteriormente que no sancionaría esta situación. "Tras revisar el informe del partido y las imágenes, podemos confirmar que no hay motivos para tomar una acción disciplinaria en relación a este asunto", señaló en un comunicado el organismo.