Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La impotencia de Neymar: suplente, entró tras el descanso y no tuvo protagonismo

Neymar, al igual que Messi, Alves o Piqué, empezó el año 2015 sentado en el banquillo de Anoeta. Tras un mal primer tiempo culé, el brasileño saltó al campo para tratar de darle la vuelta al marcador, pero fue inútil. La magia de ‘Ney’ no fue suficiente para mejorar la imagen de su equipo.