Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso al frente del Benfica: el niño que vio cómo agredían a su padre, invitado al palco

Benficacuatro.com

El pasado domingo la policía de Guimarães agredía a un seguidor del Benfica en presencia de sus dos hijos después de que el Benfica se proclamara campeón de la liga portuguesa tras el empate contra el Vitória de Guimarães. El presidente del equipo, Luis Filipe Vieira, ha invitado a José Magalhães y sus dos hijos al palco presidencial para vel el último partido de la liga. Los tres seguidores vivirán en la zona privilegiada la fiesta por la 34ª liga conquistada.

El pasado domingo el Benfica se proclamaba campeón de la 'Primeira Liga' portuguesa por 34ª vez en su historia. El equipo de Jorge Jesús conseguía un empate a 0 en casa del Vitória de Guimarães que le permitía llevarse la liga en la penúltima jornada de liga. Desgraciadamente, la noticia no fue esa, sino la agresión de un agente de policia portugues a un seguidor del Benfica en presencia de sus dos hijos.
Según José Magalhães, seguidor agredido, había abandonado el estadio con su padre y dos hijos porque el niño más pequeño se empezó a sentir mal debido al humo de las bengalas que se habían encendido dentro del campo. Cuando se encontraban fuera del recinto, uno de los agentes de la PSP, policía portuguesa, se acercó para preguntar porque habían salido del estadio. Magalhães explicó el motivo al agente, que le reprochó haber llevado al fútbol a sus hijos si sabía que existía el riesgo de que se produjeran este tipo de situaciones. El seguidor del Benfica preguntó al policía por qué no iba a poder llevar a sus hijos al fútbol a lo que el agente respondió agrediendo a Magalhães y a su padre en presencia de los niños.
El agente agresor, Filipe Silva, es subcomisario de la policía y de momento no se ha manifestado sobre el incidente. Medios portugueses se han hecho eco de una versión que cuenta que el agredido escupió e insultó a Silva, provocando la reprimenda del agente.
La Policía portuguesa no ha hecho ninguna declaración oficial sobre lo sucedido, pero junto con el Ministerio del Interior ha abierto un expediente al subcomisario, que podría ser expulsado del cuerpo una vez concluya la investigación.
El Benfica quiere que los niños olviden tan traumática experiencia y por eso les ha invitado al último partido de liga contra el Marítimo. Junto con su padre, disfrutarán del encuentro desde el palco presidencial y serán testigos de cómo se les entrega el trofeo de campeones a los jugadores del conjunto 'encarnado'.