Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un jugador no devuelve el balón al equipo rival y marca un gol

Es un ejemplo claro de antideportividad. Este delantero tenía que devolver el balón que el equipo rival le había pasado pero en lugar de ello marcó un gol ante la mirada incrédula de los jugadores.